Compartiendo tu Luz

By: John-Roger

Mayo 12th, 2017

Compartiendo tu Luz


A medida que la conciencia humana se comienza a alejar de las creaciones negativas de la luz magnética y se encauza en creaciones positivas de la Luz espiritual, más y más se acerca a Dios y al Alma, que es esa chispa de Dios, individualizada en nuestro interior.

Hay personas a las que les cuesta menos que a otras que esa Luz brille a través de ellas; dichas personas son felices, sonrientes y agradables de tratar; son personas que te pueden elevar con su sola presencia.

Cuando actúas desde ese centro de Luz, acrecientas tu capacidad de amar y de compartir con la gente, de acercarte a ellos y tocarlos; tu capacidad de decir de muchas maneras: “Gracias por estar conmigo”,  crece. Quizá pienses que no puedes andárselo diciendo a todos, porque te verán como una persona de poca voluntad, pero, ¿por qué ignorar a los demás cuando de verdad necesitan una palmada en la espalda y una confirmación de que lo están haciendo bien?

Algunas veces, es en los aspectos más pequeños en donde la gente está más necesitada de tu Luz y amor.  En ocasiones, esa palmadita en el hombro y un rápido: “Qué gusto me da verte”, puede tener un efecto mucho más potente para despertar la conciencia de la Luz en los demás.

Súbitamente, pueden ponerse de pie y enfrentar el día. Es posible que ese servicio de amor regrese a ti algún día, y qué agradable es cosechar esas recompensas.

Hace muchos años conocí al director de una preparatoria que no dejaba que su Luz brillara demasiado. Caminaba por los pasillos muy serio y rara vez sonreía. Cada vez que se hallaba cerca, creaba mucha tensión y los maestros y estudiantes se preguntaban: “¿Qué será lo que le pasa? ¿Habré hecho yo algo mal?”.

Un par de años después fue trasladado a otra escuela. El nuevo director era agradable, se reía y compartía su esencia con el profesorado y los estudiantes. Cuando le gustaba algo, lo decía y cuando no, sugería cambios. Fue asombroso ver como la moral de toda la escuela se elevó,  porque un hombre dejó que su Luz interior brillara y el amor que sentía por la ge te que estaba a su alrededor se expresara.

Deja un comentario

No hay comentarios