En Contacto con el Espíritu

By: MSIA Staff

Noviembre 6th, 2013

John Morton Nov 8

El miércoles 30 de Octubre, John Morton y la familia del MSIA se reunieron una vez más en presencia del Espíritu, durante nuestro seminario de la noche del miércoles.

John Morton se hizo presente como un relámpago y yo lo seguí de cerca para disfrutar de la aventura de esta noche, coloreada con sabidurías profundas, escapadas mágicas e imaginación divina. Las bendiciones llegaron en una corriente púrpura  que borboteaba polvo de hadas.  Me relajé para disfrutar de la función. Soy tan flexible como el viento y tan constante como la estrella polar.

Le agradezco a Alicia Jiménez por ser nuestra Maestra de Ceremonias; ella es una maravillosa presencia en PTS y sirve con un corazón abierto y espíritu gozoso. Nos saluda con su presencia expansiva y pide la Luz.

Comenzamos nuestra noche con Matt VanFossan cantando acerca de la Transcendencia del Alma en español con un ritmo vivaz que acompañamos con los pies. Clara Jaramillo le sigue y me conecta con mi corazón.

La voz de J-R llena el salón con dos Momentos de Paz, uno desde Venecia y uno acerca de la Transcendencia del Alma. Lo escucho y sigo el sonido… a través del Corazón Espiritual hallamos a Dios… cada ser humano en el planeta participa en la Transcendencia del Alma cuando duerme. Me recuerda a mirar más allá de lo físico y acordarme de mi divinidad.

Cuando se encienden las luces, abro mis ojos, y me encuentro en un salón lleno con la energía del Viajero. John Morton nos saluda con una presencia luminosa que yo recibo. Es espontáneo, sin libreto, sin agenda, pero con una apertura al Espíritu que invita a todos los que están escuchando. Nos recuerda que estamos trabajando con lo que tenemos y que todos somos herederos del reino. Me abrocho el cinturón de seguridad y me sumo al paseo.

John nos da signos para saber que estamos en el camino de la Transcendencia del Alma. Dice que muchos de nosotros estamos en camino porque recordamos cada vez menos. Me río interiormente. He sido olvidadiza mi vida entera, y libre de mi memoria la mayoría de las veces, hasta que alguien me dice lo que necesito recordar. Hace un par de semanas estaba sirviendo como jurado, cuando un mendigo me miró con los ojos de Cristo y dijo: “Recordarás lo que está en tu corazón y eso es todo lo que necesitas saber. Enfócate.” Dios está en todas partes.

Durante los próximos momentos tenemos la oportunidad de conectarnos con nuestro espíritu, considerando que lo merece todo. Me pongo a pensar en la experiencia de querer el espíritu tanto como quiero mi próxima respiración. Reveo todas las cosas que he puesto entre Dios y yo, y reviso mi compromiso de mudarme a Prana y que tan a menudo entro en comunión con el Espíritu.

John demuestra conectarse con la imaginación creativa como un puente. Nos dice que los niños son maestros en hacerlo. Nos recuerda siempre ganar en nuestras fantasías, así como también tener cuidado con lo que pedimos, ya que vamos a obtenerlo. Sonrío… mirando todas las cosas que he pedido y pensado que quería.

John arroja un búmeran imaginario, y comparte que nuestros actos regresarán a nosotros. Sigo las manos de John arrojando el búmeran y veo las cosas que permití, promoví y/o creé. Veo la sabiduría fluyendo dentro de mi.

La canción, “El amor nos eleva a donde pertenecemos” suena en el aire, y John se conecta con el son de la conciencia universal que llena el salón.

¿Cómo puedes extrapolar esto de la hélice? Pregunta. ¿Hay claves para abrir la Conciencia del Alma? Me recuerda que hay aún claves mayores. El universo se está acelerando, de acuerdo con nuestra experiencia. Se está intensificando. John continúa. El amor es la única y mayor clave. La clave para amarnos a nosotros mismos es amarnos a nosotros mismos, a nuestro propio ser. ¿Qué tan grande es nuestro Ser? Del tamaño de Dios.

Me gusta esta idea. ¿Si me coloco dentro de Dios, tendré la experiencia de ser una con Dios? No hay nada que se me presente que no pueda manejar cuando confío que Dios es mi socio.

John continúa elevándonos para que nos demos cuenta de que somos herederos del Reino. Nos dice: todos estamos aquí para aprender. Cuando aprendes, te vuelves un maestro en hacer que funcione; esto te da una mayor habilidad para manifestar, y lo que manifiestas es el cielo en la tierra. ¿Estás creando aquello que quieres? La intuición es ir a Dios, buscar primero a Dios. Reunir en tu cuerpo tu energía. Cuando salimos del cuerpo estamos en la energía del Alma. Cuando haces esta invitación, el Viajero te llevará. Disponte a pagar el precio para estar con Dios.

John nos reitera que todos sabemos cómo Transcender el Alma, y aún si no supiéramos como hacerlo, todas las almas lo hacen cuando están durmiendo. Usa todo en el mundo con el propósito de ir a Dios.

Mi atención se concentra en el tema “actúa como si lo fueras.” Cuando resistes, es una forma menor de actuar como si lo fueras. Si no quieres involucrarte, salte de allí. Disfruta de tu karma. Atraviésalo riéndote. Sonrío ante la idea de reírme al atravesar mi karma.

John añade: dirígete hacia lo que te está llamando y ya ha sido hecho. Si tienes dudas, esto crea una limitación para que Dios lo haga contigo. ¿Qué habilidad tienes que Dios te llama a utilizar?

Escucho la pregunta. John continua, Dios usa tu cuerpo como un transporte. El Espíritu necesita cuerpos. Estamos manifestando lo que el Espíritu puede hacer. Haciendo que las cosas sean mejores de como las hallamos, como una oportunidad de demostrar que puedes elevarte por sobre esas condiciones. Todo se resuelve a través del amor. Actúa como deseas que sean. Se nos llama a cooperar. Has venido aquí para ir a Dios, actúa como si lo estuvieras haciendo.

Dejo el seminario con un desafío: actuar como si lo fuera. Actuar como si hubiera venido aquí para ir a Dios.

Sherie Wylie

Deja un comentario

1 comentario

Todo este trabajo me parece mAravilloso pues es nuestro único objetivo al venir a este plano, superar obstáculos y regresar con el conocimiento ya adquirido, yo lamento tanto no tener mayor contacto con ustedes físicamente, pero vivo en Cartago valle Colombia, y hace muchos años que dejaron de venir a dictar los seminarios de insaig, me disculpan la escritura, solo pude hacer el uno, por asuntos económicos, pero me pareció maravilloso, como me gustaría hacer los otros y poder asistir a esas reuniones maravillosas, que relatan.
Un beso y un abrazo con amor
Diana