A lo largo de los siglos, la meditación se ha utilizado con muchos propósitos, desde calmar y sanar tensiones físicas, emocionales y mentales hasta experimentar otros estados de conciencia y lograr la autorrealización. Hay muchas técnicas de meditación y la mayoría de ellas involucra un proceso pasivo que implica quedarse quieto y vaciar la mente y la conciencia de todo pensamiento y sentimiento. En la actualidad, es casi imposible lograrlo. Los pensamientos y las emociones de la conciencia humana están casi siempre presentes en alguna medida y continuamente se inmiscuyen en prácticamente cualquier intento por expulsarlos o silenciarlos completamente.

Dentro del MSIA enseñamos otra dimensión del proceso meditativo que lo convierte de una técnica pasiva de “vaciar la mente”, a una técnica activa de dirigir la mente y las emociones. A estas meditaciones activas las llamamos “ejercicios espirituales”, que sugiere actividad en los ejercicios combinada con un enfoque y un empuje espiritual.

Si deseas una meditación guiada, haz clic abajo para comenzar.

Meditación Guiada del Ani-Hu

El Alma es una unidad de energía increíblemente dinámica y creativa. Está VIVA en el sentido más verdadero y más puro de la palabra. Es esa parte de ti que nunca muere, que existe para siempre, que ES por siempre. Es una prolongación de Dios y una chispa de lo divino. Es tu realidad. El cuerpo, la mente y las emociones son tus ilusiones. Dado que el Alma es activa y dinámicamente viva, debes volverte activo y vivo para conocer esa esencia de ti mismo y despertarte a la realidad del ser vital que es el Alma. No puedes despertar a lo que es activo siendo pasivo. Debe volverte activo para alcanzar la conciencia del Alma, y es por eso que los ejercicios espirituales son una clave de la Trascendencia del Alma.

Experimenta una introducción práctica a la meditación y a los ejercicios espirituales en estas 10 lecciones breves. Leer, escuchar y ver las lecciones tarda aproximadamente de 1 a 3 minutos.

  • 1
    ¿Qué son los Ejercicios Espirituales?

    Hay maneras de llegar al Cielo a través del nivel físico: la oración, la meditación, la contemplación y los ejercicios espirituales. Cuando oras, le pides a Dios, cuando meditas, escuchas, cuando contemplas, piensas acerca de lo que escuchaste.

    En el MSIA, nos enseñan los ejercicios espirituales (también llamados EE’s), que es un proceso activo para acceder a la conciencia del Alma. Los EE’s son una técnica en que la mente se estabiliza y las emociones se aquietan mediante un tono espiritual o vibración para conectarse a la energía que fluye de Dios a través de toda la existencia.

  • 2
    Usar un Mantra

    Un mantra es un sonido o tono específico, que cuando se dice o se canta en voz alta o internamente, puede invocar una esencia espiritual. En el MSIA hay una serie de tonos que cantamos durante de EE’s. Los dos tonos que por lo general se cantan antes de que una persona se inicie son el Hu (jiu) y el Ani-Hu (anai jiu).

    Un mantra es un sonido o tono específico, que cuando se dice o se canta en voz alta o internamente, puede invocar una esencia espiritual. En el MSIA hay una serie de tonos que cantamos durante de EE’s. Los dos tonos que por lo general se cantan antes de que una persona se inicie son el Hu (jiu) y el Ani-Hu (anai jiu).

  • 3
    Dónde Enfocar tu Atención

    Durante los ejercicios espirituales recomendamos hacer ascender tu conciencia hasta lo que llamamos el ojo espiritual. También conocido como el tercer ojo, ahí es donde generalmente habita el Alma en el cuerpo físico. Se encuentra en la zona del centro de la cabeza, detrás del centro de la frente.

  • 4
    Ver Espiritualmente

    Muchas veces, los ejercicios espirituales son un simple proceso de aprender a ver en el Espíritu. Pero no se trata de ver con tus ojos físicos, sino de conocer e intuir con tus ojos espirituales.

    Cuando ves a través de tus ojos espirituales, a menudo ves con mayor claridad cómo tú y tus patrones de existencia encajan en el esquema mayor de las cosas, estando más dispuesto a cooperar con el sendero que se ha preparado para ti.

  • 5
    Escuchar Espiritualmente

    Durante los ejercicios espirituales puede que también oigas la Corriente del Sonido. Se trata de la energía audible que fluye desde Dios a través de todos los reinos. Es la energía espiritual en la que una persona regresa al corazón de Dios.

    La mejor manera de escuchar la Corriente del Sonido es poner atención en un solo lugar para que te enfoques en la intención; entonces, deja que la intención escuche el Sonido. La intención va a poner atención y escuchará. Por lo general, la escucharás sobre el área del tercer ojo.

  • 6
    Preparación para los Ejercicios Espirituales

    Antes de comenzar tu sesión de ejercicios espirtuales, recomendamos que prepares tu cuerpo, mente y ambiente para que puedas relajarte, soltar y estar abierto y receptivo al Espíritu.

    Primero, asegúrate de no tener hambre o sed, ya que esto puede distraerte. Estira tus músculos y respira profundo antes de entrar en tu posición, para que puedas realmente relajar tu cuerpo. Entonces, despeja tu mente de cualquier cosa que tengas pendiente por hacer y que puedan sacarte de tus ejercicios. Escoge un ambiente tranquilo en el cual no vayas a ser interrumpido. Usa una silla en donde vayas a estar cómodo y dónde puedas permanecer despierto.

  • 7
    Usar la Luz

    Comienza todos tus ejercicios espirituales con una oración, pidiendo que la Luz te rodee, te proteja y te llene, que cualquier negatividad que pueda ser liberada, sea despejada y dispersada en la Luz, y que todo lo que suceda durante los ejercicios espirituales sea para el bien mayor. Cuando pides esto con pureza, sinceridad y amor, estás protegido y tu meditación será positiva para tu elevación y progreso.

  • 8
    Ejercicios Espirituales -- Paso por paso

    He aquí algunos pasos simples que te guiarán al comenzar tu práctica de ejercicios espirituales:

    Prepara tu entorno
    Siéntate derecho, si es posible, y cierra tus ojos
    Pide la luz para ti para el mayor bien
    Entona el Hu o el Ani-Hu en silencio durante 5 minutos, enfocándote en el área del tercer ojo
    Ahora simplemente escucha durante 5 minutos, buscando escuchar la Corriente del Sonido.
    Comienza a entonar el Hu o el Ani-Hu internamente, de nuevo, durante 5 minutos
    Escucha nuevamente durante 5 minutos, buscando escuchar la Corriente del Sonido
    Cuando estés listo, abre tus ojos
    No existe una forma equivocada de hacer los e.e’s. Adéntrate en ellos con tanto amor y devoción a Dios como te sea posible, y podrás ver como poco a poco tendrás experiencias internas maravillosas.

  • 9
    Tener un Diario

    Al hacer ejercicios espirituales te estás sintonizando con las frecuencias superiores de la Luz y tus pensamientos y sentimientos pueden reflejar dicha sintonización. Puede que descubras que muchos pensamientos poéticos y sentimientos bellos fluyen a través de tu conciencia.

    Escribir estas cosas en tu diario es un hermoso registro de tu progreso y también puede inspirarte cuando necesites un impulso y lo leas. Sugerimos que busques algo que te guste cuando elijas tu diario y que lo utilices sólo con este propósito.

  • 10
    La Trascendencia del Alma

    Más allá de tu cuerpo, mente y emociones, existe el Alma. La Trascendencia del Alma es un viaje hacia el Alma y por encima de la conciencia del Alma, hasta la unicidad de Dios, donde ves las cosas en perspectiva, te sintonizas con el Espíritu y liberas karma.

    La Trascendencia del Alma es un proceso activo y un estado positivo del ser. Ilumina el sendero para que puedas establecerte en la conciencia del Alma y más allá, donde eres liberado de crear más karma y puedes romper el ciclo de encarnación.