¿Cómo puedo Comunicarme sin Juzgar?

By: John Morton, D.S.S.

octubre 4th, 2009

¿Cómo puedo Comunicarme sin Juzgar?

Article imagePregunta: ¿Cómo puedo Comunicarme sin Juzgar?

Respuesta: En Perdonar: la Llave del Reino, John-Roger escribió, “los juicios son una de las cosas más insalubres que podemos hacer en todos nuestros niveles. Si me preguntaran cuál es la razón principal de que todos estemos de regreso aquí, les diría que es por qué hicimos un juicio en algún momento, porque nuestros juicios se vuelven en nuestra contra, y lo hacen en el lugar en donde hemos juzgado. (p. 183).

Si juzgas la idea no es flagelarte por haberlo hecho. No te digas, “No debería haberme juzgado”, porque esa es también una acción de juzgar. En su lugar, dite a ti mismo, “Seré amable conmigo mismo. Seré bueno conmigo mismo. Tendré armonía y paz conmigo mismo.” No hay excepciones. Así que cuando aparezca un juicio, dite, “Perdón ese juicio.”

John-Roger identificó leyes espirituales, tales como aceptación, cooperación, entusiasmo, entendimiento y empatía. Cuando tenemos empatía, también es una forma de compasión. Si hallo compasión, se relaciona directamente con el perdón. Cuando tenemos compasión por nosotros mismos, otros y todas las cosas, vamos al perdón. Estamos presentes con ello en forma tal que no necesitamos pensar al respecto, Nuestra compasión, nuestra empatía automáticamente no lleva al perdón.

No mantenemos n juicio cuando estamos en la empatía, porque nos damos cuenta de que “Si no fuera por la gracia de Dios, allí también estaría yo.” Hallo que esto me lleva a ser humilde. Es comprender que si te juzgo, me estoy juzgando a mí mismo. También estoy haciendo algo que es innecesario. Estoy colocando una restricción. Estoy poniendo en su lugar contrariedad,. Y la contrariedad no es necesaria ni nos sirve de la mejor manera.

Si nunca jugaste al golf, o algo como golf, entonces probablemente hayas tenido una experiencia como la mía de que la vida en el campo de golf puede ser frustrante. Así que la vida en cualquier campo en el que te toque jugar — tal vez sea tu trabajo, matrimonio, padres, tráfico — puede llevarte a alguna forma de frustración o irritación. Nuestras equivocaciones, nuestros errores, nuestros encuentros con el mal si lo deseas, lo que sea que es la negatividad, es suficiente. Ya es bastante así que no necesitamos agregar a la negatividad y la perturbación ya creada. Cuando juzgamos, agregamos a la negatividad automáticamente. Si no hacemos nada más, agregamos a nuestra propia negatividad. Así que elige mantenerte fuera del juicio. Elige liberarlo o dejarlo ir.

Imagina que si fueras capaz de perdonar todas las ofensas, errores y equivocaciones, entonces viviría una vida de libertad. Tendrías las llaves que dan acceso al reino, las cuales están de hecho liberándote de las limitaciones, condiciones y desafíos que van con este mundo. En Perdonar: la Llave del Reino, John-Roger escribió, “Debes perdonarte todas las cosas (p. 193). Tienes que tener compasión por toda la gente y todas las cosas que han hecho. Eso te incluye a ti y a tus juicios.

Aquí hay una plegaria para “Perdonar nuestros Juicios” de la clase de PTS por Internet acerca del Perdón:

Señor Dios, pedimos Tu presencia, Tu Luz para asistirnos a cada uno de nosotros y a todos nosotros juntos a llegar al perdón. Estamos dispuestos a reconocer cualquier juicio traigas a nuestras mentes y tomas de consciencia. Nos damos permiso libremente y abiertamente para reconocer cualquiera sea el juicio, en cualquier forma que se presente. Confiamos en que Tú estás perdonando. Traemos esto a Tu misericordia y Tu gracia. Colocamos esta plegaria en la Luz y amor para los más altos fines de todos los involucrados. Y así es.

Baruch Bashan

Deja un comentario

No hay comentarios