Una Graduación y Cumpleaños en MCE-2

By: Robbie DiCocco | Traducción: Sylvia Giusanni

septiembre 26th, 2017

Una Graduación y Cumpleaños en MCE-2


La clase de MCE-2 de Phoenixville/Philadelphia, de la cual participo es más que una clase. Es una familia. Por eso, no fue sorprendente cuando decidimos ir a almorzar juntos para celebrar a Sherwood Duane, uno de nuestros compañeros, a Wegman, durante nuestra última clase. Wegman, para quienes no saben, es una de las 7 maravillas del mundo en tiendas de comestibles. Tiene toda clase de cosas maravillosas de origen fresco y abundante, pero su fama principal se debe a su sección de comida preparada, que es tan grande como toda la sección de comestibles. En pocas palabras hay algo para todo el mundo y todo dentro de los lineamientos PTS – sin cebolla, ajo ni carne de cerdo. Se sirve uno mismo, hay un sushi bar, 4 sopas frescas, 6 pizzas diferentes, una sección de comida caliente, una panadería completa. Ya te haces a la idea. Este es como el restaurante de Alicia donde uno podía conseguir cualquier cosa que desease. Siempre está lleno. Era un dia nublado pero bastante agradable de primavera así que comimos afuera, en una de las mesas de picnic que tiene la tienda.

 

Ese día también era el cumpleaños de mi esposa, Denise. Los cumpleaños son una gran cosa para mí y mi familia. Cuando yo era pequeño y al ir creciendo, siempre se reconoció que mi cumpleaños es algo importante para celebrar. Recuerdo cuando tenía 6 años, mi madre decoró nuestro sótano para que se viese como el bosque de Sherwood, celebrando mi programa favorito de television: Robin Hood (sí que estoy viejo). El año siguiente, el sótano parecía el Corral OK con cactus y ganado de papel maché. Entonces Denise ya sabía que había preparativos para algún tipo de celebración. La lista de invitados fue la parte fácil. Fue con los bienamados queridos que habíamos pasado los últimos 2 años juntos, para descubrir, explorar y ampliar la conciencia de nuestra divinidad – nuestros compañeros y asistentes.

 

Ahora a crear una fiesta con toda la abundancia que podría ofrecer Wegman. En MCE, aprendí el poder de la intención así que cuando commence con los preparativos, mi intención estaba totalmente en claro. Mientras todos los demás hacían cuidadosamente su selección de alimentos, me fui a modo de organizador de la fiesta – con la energía del personaje de Warner Bros de los dibujos animados el diablo de Tasmania y la intensidad de Luke Skywalker con la estrella de la muerte. Era demasiado complicado conseguir velas, platos tenedores para una torta. Esa mañana cuando me preparaba para los EE, vino la idea a mi… PASTELITOS (CUPCAKES). La mayor dificultad: resuelta y seguí mis EEs sin distracción. A 100 yardas de Wegman había una pastelería y ahí fui. Había encontrado la selección perfecta. 12 cupcakes decorados generosamente al estilo de las comidas veraniegas: ¡Un perro caliente, una hamburguesa y sandía hechos de azúcar! Gracioso, ridículo, artístico, colorido, perfecto. Las fresas orgánicas parecía increíbles, así que las llevé para los que no comen azúcar. ¡Comida de celebración: LISTA!

Ahora el cotillón y una tiara para Denise. En mi corazón yo quería silbatos y cornetas, para que pudiéramos volver a clase cantando Feliz Cumpleaños. El universo tenía otros planes porque no había cornetas Wegman. ¡Vaya! Me puse con aceptación y gratitud y efectivamente encontré que tenían botellas de burbujas, que fueron una adición definitiva a mi carrito. Pero había solamente un paquete de 6. Necesitaba 6 elementos más de celebración y diversión y entonces lo vi; como la visión de un helado en medio de un desierto, un sombrero cubierto de brillantes pedacitos rojos blancos y azules y 6 molinetes de color blanco, azul y rojo. “Tiara” adquirida. Misión cumplida.

En el patio de comidas preparé una ensalada rápida y algunos pollos a la brasa, pagué por mis tesoros y salí al encuentro de nuestros amigos cantando Feliz Cumpleaños a Ti!

“Coroné” a Denise con su tiara. La clase se incorporó rápidamente y la fiesta comenzó. La energía de amor, diversión y alegría fue perceptible cuando entregué los pastelillos-cupcakes, fresas y las botellitas de burbujas. Joan Gilbraith, una de las compañeras había hecho galletas para todos y las había pegado a varitas mágicas con bendiciones de abundancia, paz, alegría, toma de conciencia y la divinidad. Las pasó para que eligiésemos nuestra favorita. Yo no sabía que esto iba a suceder y amplificó la diversión!

Cuando nos íbamos para volver a clase vimos a 4 hombres con grandes letreros que decían: “Recuerda Londres”. Intercambiamos paz amor alegría y abrazos. El ataque terrorista en Londres había ocurrido a principios de esa semana. Las bendiciones de esta coincidencia eran demasiado obvias para ser ignoradas. Así cuando estos 4 hacedores de paz se reunieron los hacedores de paz de MCE, los abrazos y palabras amables se compartieron, junto a fotos y risas que intercambiamos. Nos podíamos imaginar por qué estaban allí, pero el propósito de Dios de compartir las bendiciones que hemos recibido en MCE fue tan obvio como los molinetes, pastelillos y la tiara de nuestra fiesta.

Nuestra amistad de estudiantes en MCE continuó floreciendo durante el verano y muchos de nosotros nos reunimos en la casa de Sue Walski y Lyn Hick, para ver a los que asistieron a la conferencia para nuestra graduación de MCE y para celebrar nuestra propia graduación en la casa de Sue y Lyn. Las fotos volaban por el Internet para los que nos celebraban desde las costas este y oeste. ¡Ah, la tecnología! A veces extraño los días de la radio, pero la diversión que se generó ese día mientras se intercambian fotos y textos, nos ayudó a sentir como que estábamos todos juntos otra vez, mientras se reavivaba la alegría del viajero.

Muchos de nosotros regresaremos a clase para el año 3 de MCE, para explorar y espero que sea para ampliar lo que hemos aprendido y esperamos que se unan nuevos miembros a la familia de MCE de Philly! ¡Quién hubiese dicho que ir a la escuela y encontrar el Reino de Dios por dentro sería tan divertido!


Ver Más Información Sobre La Maestría en Ciencia Espiritual


 

 

Deja un comentario

No hay comentarios