Tienda
Menú
LANGUAGE

Nuevo Amanecer

Vida es Tomar Conciencia

Este artículo de John Roger fue publicado por primera vez en el Periódico del Movimiento en Mayo de 1985.


Traducción: Sonia Salas

Revisión: Nora Valenzuela


Hay una sola conciencia aquí y es la conciencia de Dios, manifestándose como regocijo. Cuando te sintonizas con ese regocijo, te sintonizas con el amor y entonces te habrás sintonizado con la conciencia espiritual. Se le ha llamado Alma o Espíritu. Lo podrías llamar el “Dios de tu Corazón”. Nosotros lo llamamos vida. Aquí hay una sola acción y es el movimiento individual de tu conciencia de un punto a otro dentro de ti. La vida, en el sentido más amplio de la palabra, es tomar conciencia.

Podemos sentir al Espíritu a través del amor. Podemos oír al Espíritu a través de la risa y la alegría. Ha colocado tantas avenidas en el planeta para que nosotros las recorramos.

Encuentra la manera que funcione para ti y trabaja con ésa. Entonces descubrirás que te estás moviendo hacia un estado de toma de conciencia y que ella produce una forma de iluminación. A medida que empieces a sostener la energía del Espíritu, tu conocimiento del amor que él entrega crecerá.

En el planeta, todos poseen las llaves de la conciencia espiritual. Al seguir preceptos espirituales, fortaleces tu Luz interior. Los preceptos son muy simples, pero no necesariamente fáciles de adoptar. La primera ley del Espíritu es Aceptación. Si vas a seguir un sendero espiritual, puede que tengas que renunciar a tus actitudes negativas y aceptar a otras personas tal como son, por ser miembros de la familia de Dios. Para otros, puede ser un proceso de aceptarse también a ellos mismos como miembros de la familia de Dios.

No hemos sido colocados aquí para que nos convirtamos en mendigos. Estamos aquí para convertirnos en realizadores. Nos convertimos en experimentadores y en aquello que experimenta; aquello que lo crea y cosecha sus frutos. Ésa es la naturaleza de la conciencia espiritual.

¿Cómo la conseguimos? Por convicción: la convicción de que existe. ¿Cómo alcanzamos la convicción? Creyendo en ello. ¿Cómo adquirimos una creencia? Por medio de la fe. ¿Cómo llegamos a tener fe? Por medio de la esperanza. ¿Cómo logramos la esperanza? Por medio del deseo de elevarnos por encima de la negatividad en que estamos. De este modo, la negatividad puede ser el gran punto de partida que nos haga movernos.

Cuando nos expresamos en el mundo, estamos buscando el conocimiento. Nadie aquí, ni en una eternidad de vidas, puede llegar a saber todo lo que hay allá afuera por saber. Este conocimiento, este intelecto es inconmensurable. La mente no puede llegar a comprenderlo ni a sostenerlo. Se agota porque ella es una condición mecánica en nosotros.

El camino más rápido hacia el Espíritu es ir hacia adentro y trabajar desde el conocimiento del Ser. Toda Alma, a medida que despierte, llegará a este mismo sendero de entendimiento.

Me gustaría darle todas las bendiciones posibles a aquellos que salen al mundo, porque van a necesitar cada una de ellas. Me gustaría bendecirlos con talentos, habilidades, entereza y fortaleza. Pero a aquellos que están yendo por el sendero interno, me gustaría ofrecerles la bendición de persistencia. Porque aquellos que siguen la ley espiritual hasta el final, aquellos que superen todas las cosas, recibirán del Espíritu el regalo más precioso: la vida eterna a través de la toma de conciencia eterna de cada nivel de nuestra existencia.

Baruch Bashan

John-Roger


subscrib-Nuevo-A.jpg

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014 Movimiento del Sendero Interno del Alma