Cómo Permanecer Neutral

By: John-Roger DCE, Traducido por Sylvia Giussani; editado por Nora Valenzuela

marzo 5th, 2018

Hay una noción de la neutralidad, de permanecer neutral, que incluye permanecer neutral en medio de la confusión emocional. Hay oportunidades en las que permanecer neutral no es bueno. A veces, lo mejor es tomar la energía y desviar la negatividad en otra dirección. Si estás siendo muy neutral, puede que no reconozcas la negatividad. Entonces, no estamos diciendo que lo negativo es malo y lo positivo bueno; eso ubicaría a lo neutral en el medio.

Entonces, lo neutral ¿es bueno o malo? La parte de la neutralidad que está en lo negativo es mala y la otra parte que está en lo positivo, es buena. Es por ello que las personas no pueden ponerse neutrales; empiezan a polarizarse. Por esto es que el amor y el odio pueden coexistir. No están en los extremos opuestos de algo. Están en el mismo extremo de algo. Así es como pueden coexistir. Amas y odias a una persona y todo ello sucede al mismo tiempo. Por ejemplo, puedes amar a tu hijo y simultáneamente odias lo que hace y le darías una paliza – luego te sientes mal por haberte sentido así respecto de tu hijo. Entonces, lo que haces respecto de la neutralidad es más importante que ser neutral.

Si alguien, en esta habitación, estuviese dispuesto a dañar a otra persona, yo no sería neutral al respecto. Buscaría a un policía o un guardia de seguridad, o trataría de que todos los hombres presentes sacáramos a esa persona por la fuerza. Pero no lo odiaría. Solamente se trata de que su reacción no se ajusta a nuestras respuestas aquí. Sigue siendo amorosa pero nosotros simplemente, no concordamos con la misma actividad. Si esa persona quiere hablar con ustedes de algo que odia, puede alquilar el local para mañana y todos ustedes pueden asistir a escucharlo, pero esta noche no es la oportunidad para eso.

Es difícil sentirse neutral cuando te importa lo que vayan a hacer tus hijos. No estoy seguro del origen de ese impulso. Tal vez solamente sea algo instintivo que queremos que a nuestros hijos les vaya mejor y que tengan más que nosotros. Pero si nos detuviésemos y examinásemos nuestra propia vida y pudiésemos ser honestos al respecto, es probable que en cualquier caso no quisiéramos que nuestros hijos vivieran las cosas que nosotros vivimos. Y pensamos que por haber tenido mucha experiencia, tenemos sabiduría para pasarles de forma que no cometan errores. Pero tal vez, ellos, a su edad, estén viviendo sus vidas mejor de lo que nosotros la vivimos cuando teníamos esa misma edad.

Y un error no es necesariamente algo malo. A menudo, este nos revelará muchas verdades. La Biblia habla de algo muy interesante al respecto. Dice que cuando un hombre y una mujer se desposan, tienen que dejar a su familia, irse por su cuenta y educar a su propia familia. Si los hijos no tienen la intención de dejar el hogar, los padres debieran tener el sentido como para decirles que se vayan. Y no los vigiles de cerca. Si tu hija o tu hijo te llama por teléfono y se queja de su pareja, dile: “No te quiero escuchar. Si hablas, voy a cortar la comunicación.” Y si tienes que colgar el teléfono, hazlo. Porque si te pones de su lado, puede que él regrese a casa con flores para ella. Se irán a la cama, harán el amor y al día siguiente, se despertarán juntos. Tú, en cambio, estarás lejos y solo a un lado y ellos estarán solos al otro lado. Entonces, no tomes partido a menos que puedas quedarte en el medio de su cama y mantenerlos peleando, lo que probablemente no quieras.

La neutralidad interior no es decir: “Voy a ser neutral”, porque eso es ejercer presión. La neutralidad funciona mejor cuando podemos tener un pensamiento y una emoción y ver si ellos van a funcionar físicamente o no, sin sentirse molestos porque pensamos y sentimos aquello. Entonces, se trata de cómo manejas tu propia mente y emociones. Si tienes un pensamiento y un sentimiento que lo acompaña, pero no puedes hacer nada a nivel físico con ellos, déjalos ir. Eso es neutralidad.

La neutralidad, entonces, no significa inactividad. Es colocar toda tu energía en la dirección correcta. En el estado neutral puedes lograr mucho, porque no pierdes el tiempo peleando contigo mismo. La neutralidad a nivel personal no tiene juicios. Entonces, si empiezas a juzgarte o a juzgar a los demás, has pasado de la neutralidad a lo negativo. La negatividad te va a golpear en sí misma. Aparentemente es muy ponderosa y existe en todos los países del mundo.

Seamos concretos; digamos que, por alguna razón, tu padre está confinado a una silla de ruedas y que tú no has llegado a aceptar esa condición totalmente y digamos también que de vez en cuando te sientes culpable de tus sentimientos de no querer ayudarlo a veces. Él está en una silla de ruedas porque tiene algo que aprender. Una forma de ayudarlo es simplemente amarlo. Y en el amor hay varios grados. Yo amaba a una niñita que tenía cerca cuando ella tenía seis meses. Pero yo no amaba sus pañales sucios. La amaba a ella. Como yo no amaba sus pañales sucios, tenía a una persona para cambiarla. Ya ves, hay muchas formas de hacer las cosas y hay muchos grados en el amor. A veces, el amor simplemente tolerar a la otra persona. Y el otro amor es que si alguien fuera a asesinar a la persona amada, dejarías que te mataran a ti en vez de a ella.

Entiendo que no hay ninguna diferencia en los grados del amor a nivel espiritual. Si hay algo de amor, es amor. Entonces, lo que pensamos y juzgamos sobre el amor es cómo lo moldeamos y la forma que toma y cómo se comporta de acuerdo a nuestra propia idea. Esa idea proviene del área causal y mental y es ahí en donde entra el ego. Es por ello que no puedes matar al ego, porque tendrías que suicidarte. (Algunos lo hacen, pero la mayoría de las personas no lo quieren así). Mi punto de vista, entonces, es el siguiente: Sin importar lo que hagan los demás, continúa expresándote desde tu corazón amoroso. Eso es neutralidad.

Baruch Bashan

Añade tu voz

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.