¿Cómo puedo abrir mis ojos y oídos espirituales?

By: John Morton, DCE

August 20th, 2018

¿Cómo puedo abrir mis ojos y oídos espirituales?

 

Pregunta: ¿Cómo puedo abrir mis ojos y oídos espirituales?

Tus ojos y oídos espirituales ya están abiertos, y ven y oyen en todas las dimensiones.

Dios es la conciencia de ojos y oídos ilimitados en toda dimensión. Por consiguiente, ver y oír con tus ojos espirituales implica tu disposición a ver y oír en toda dimensión. Ver y escuchar espiritualmente sucede cuando estás listo.

¿Qué impide que veamos u oigamos espiritualmente? El alejarnos y decir: “No quiero ver eso”, o: “No me gusta lo que estoy oyendo”, o: “No lo veo de esa manera”.

Si no puedes manejar lo que ves y oyes en el mundo, o si lo que oyes te perturba, te molesta o desequilibra, ¿por qué esperas que Dios te permita ver en todas las dimensiones?

Si deseas abrirte espiritualmente, debes demostrar que puedes manejar lo que ves y oyes.

Cuando Jesús hablaba de aquellos que tienen ojos para ver y oídos para oír, se refería a la capacidad de ir más allá de lo que está en el mundo, más allá de la lucha y los conflictos, y ver lo bueno que hay en todo. Así que si deseas ver espiritualmente, ve lo bueno en todo. Ama lo que veas.

Si no sabes cómo amar algo que estás viendo, pregunta: “¿Cómo amo esto?”, y prepárate para seguir esa guía interior. Esa será otra prueba para saber si estás o no listo para ver. A menudo tu guía interna se manifestará como un susurro, o con tu misma voz en silencio. Así que, escucha y ama lo que oigas.

Lo importante es que tengas la disposición a ir más allá del mundo físico, hacia las zonas de tu conciencia que han sido llamadas metafísicas, espirituales o psíquicas. Esto ocurre porque puedes; no depende de una destreza física. Se basa en tu intención, tu disposición y tu apertura a avanzar más allá de tus capacidades tal como las conoces. De modo, que ábrete a las capacidades desconocidas que posees.

En el MSIA utilizamos una técnica de cantar un tono. Al cantar tu tono de iniciación, o el “Hu” (pronunciado jiu), un antiguo nombre de Dios, haces vibrar el nombre del Señor para ti. A esto le llamamos Ejercicios Espirituales.

Te recomiendo que hagas Ejercicios Espirituales al entrar al mundo y salir de él todos los días, tal como el amanecer y el atardecer. Se produce una transición cuando el Alma vuelve a ingresar en la carne, un renacer de conciencia. Puede suceder muchas veces durante el día, así que haz Ejercicios Espirituales mientras avances por el mundo. Caminas en ese estado depurado, recordando que eres un ser que está cargado espiritualmente. Recuerdas que eres conocido y reclamado por el Señor.

Tener los ojos y oídos abiertos al mundo físico y, al mismo tiempo, estar abierto en el Espíritu exige de mucha práctica y de una gran habilidad. Así que estamos practicando. No es importante que entiendas y comprendas como estás abriendo los ojos y oídos espirituales, sino que declares que estás abierto y que lo hagas con amor.

Añade tu voz

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.