Visitas al Rancho Windermere – Julio 2019

By: Dave Wright
Fotografías de Dave y Ivy Wright

julio 31st, 2019

Topics: , , ,

Visitas al Rancho Windermere – Julio 2019

 

Pronto voy a volver al Rancho Windermere. Quiero limpiar la punta del polo de paz junto al estanque. Al parecer, los pájaros tienen una perspectiva diferente sobre el polo que la que yo tengo. Sin embargo la base del polo fue agraciada con un par de docenas de piedras de Windermere, con diferentes versiones de paz pintadas en ellas por participantes en las visitas. Es genial.

Y sí, los participantes son geniales. Dieciséis Almas ‘no’ desobedientes, de 6 diferentes países, vinieron desde Prana en Los Ángeles –después de la Conferencia del Bien Mayor- en camionetas conducidas por Rene y Kevin, quienes graciosamente se desviaron en la salida Camino al Cielo en vez de continuar hacia el casino.

El tiempo resultó estar soleado y con 72 grados, así que llenamos el refrigerador de la Bunkhouse con diversos alimentos integrales y luego trepamos a la parte de atrás del camión del rancho, adornado con fardos, o simplemente caminamos (sin reembolsos) hacia las rocas Quelin.

Kevin (el chofer que lo hace todo) invocó la Luz e hicimos Ejercicios Espirituales bajo el cielo azul y en el silencio de Windermere. Nadie quería dejar Quelin, aunque el señor Yancy, guía de la visita, les recordó que el arrobamiento estaba muy bien pero que el almuerzo los estaba esperando. Realmente esto no funcionó mucho, sin embargo de alguna manera terminamos de vuelta en la terraza de la Bunkhouse. Yo acostumbraba llamar la vista de la Bunkhouse “la vista del millón de dólares”, pero ahora que estoy viejo la llamo “la vista de los diez millones de dólares”.

Había mucha dicha en el almuerzo también, y aún así el señor Yancy logró llevar a todo el mundo a los estanques, donde más belleza y paz fue soportada por todos. También nos reunimos alrededor del polo de paz (sin pájaros; ellos cantaban en la distancia) e invocamos la Luz en español y entonamos el Anai-Jiú en el lenguaje universal, seguido de una dulce ronda de improvisadas oraciones. ¡Guau!

Luego nos dirigimos hacia la parte baja de la propiedad en camión, Kubota y a pie. Alimentamos, abrazamos y besamos a Vallentino, la versión mejorada de lo que a la manera de Windermere es una llama pacífica. Las cabras eran … cabras, simpáticas y molestosas. Bully y Joker mantuvieron su distancia en un valle cercano solamente porque no supieron que había tanto amor (y pelets de alfalfa) arriba en la colina. La brisa costera que siempre se desliza entre valles y árboles besaba nuestras sonrientes caras tostadas por el sol (Epa!, usamos bloqueador). Era un buen momento para tomar una inspiración profunda toda llena de gratitud y amor.

De vuelta en la parte alta de la propiedad donde rigen los robles, nos detuvimos en el columpio del árbol. Yo dije la famosa frase de Indiana Jones, “muy peligroso, ve tú primero” y la mayoría nos embebimos de éxito y risas, y nos sentimos un poco mareados como saliendo de una montaña rusa en la feria local.

Y enseguida había terminado. Abrazos y besos espontáneos y agitación de manos en adiós mientras Kevin hacía una vuelta de siete-puntas frente a la Bunkhouse (es una camioneta muy grande) y nos dirigimos al cerro y rodeamos la curva.

Simplemente otro gozoso día lleno de bendiciones y recuerdos. Windermere. Muy agradecido.

Dios los bendiga,
Dave Wright

Ver las Fotos

Añade tu voz

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*