Tienda
Menú
LANGUAGE

Nuevo Amanecer

John-Roger en P&R sobre Cristo

¿Cómo puedo experimentar a Cristo en mi vida diaria? La respuesta es muy simple: servir, servir, servir. Debo decir, servir, servir, servir. Servir significa levantarse, ponerse en marcha y hacer lo que está frente a ti. – John-Roger

Estas preguntas y respuestas con John-Roger se publicaron por primera vez en el periódico del MSIA, en el New Day Herald de Mayo de 2015.

P:  No crecí creyendo en Jesucristo, y me gustaría saber qué tiene él de especial.

J-R:  El que creas o no en Jesús el Cristo no altera quién era ni qué hizo. Jesús demostró su conciencia de la Conciencia Crística más plenamente que nadie hasta ese momento. El manifestó su conexión con el Espíritu y Dios de maneras que eran más completas que lo que otras personas hicieron o hacen, ahora. Su conciencia de ser el Hijo de Dios, su conocimiento de la obra de su Padre, la pureza con la que vivió y su integridad y capacidad para demostrar un amor puro e incondicional en todas y cada una de las circunstancias lo hacen, por decir lo mínimo, bastante especial.

P:  ¿Cuál es la relación de Jesús el Cristo que vivió hace dos mil años con la Conciencia Crística que está aquí hoy?

J-R:  Todos tenemos acceso a la Conciencia Crística hoy porque Cristo dijo que esto era posible. Y tan pronto como dices “Creo”, estás a mitad de camino. La otra mitad es demostrarlo. Antes del momento en que Jesús entrara en el sacrificio, los poderes negativos confinaron al hombre a los reinos inferiores de la Luz. El hombre estaba confinado en los reinos físico, causal, astral, mental y etérico; no podía regresar al Reino del Alma, no podía regresar a Dios. El Espejo cósmico, que divide los reinos etérico y del Alma, siempre reflejaba al hombre de regreso a los niveles inferiores, para que siguiera reencarnando. Jesús vino del Espíritu puro y creo un puente desde lo positivo a lo negativo. A través de este puente, Jesús descendió a los reinos negativos y les dijo a las fuerzas negativas, que cualquier conciencia humana en cualquiera de estos niveles inferiores que se volviera hacia Dios, hacia la Luz y a la Pureza no se le puede negar ese ese movimiento, y ese giro. La Biblia se dice en diferentes formas; dice que Jesús desencadenó al hombre, y comenzó la resurrección, no solo del proceso físico, sino de todo el proceso total. Por eso, él es como una de las grandes bisagras de la puerta de esta dispensación hacia la que nos movemos. Buda también fue una bisagra en la puerta, al igual que Moisés y Abraham y muchos otros. Pero veo a Jesús como la bisagra superior. Sin embargo, sin todas las demás bisagras de la puerta, la obra de Jesús habría sido infructuosa. Nosotros también somos bisagras en la puerta; somos la puerta y el puente al otro lado de la puerta y podemos cruzar el puente. Ese es nuestro trabajo en este momento. Lo elegimos todos. La clave, es hacerlo.


ndh_2015_05_jrqanda_portrait


P: ¿Es la Conciencia Crística lo mismo que la Conciencia del Viajero? Si no es así, ¿Puedes explicar la diferencia?

J-R:  La Conciencia Crística no es lo mismo que la Conciencia Viajera o Preceptora. La Conciencia Crística es una línea específica de energía … el Viajero es más universal, abarca un campo mayor. La Conciencia Preceptora es una energía de la fuente más elevada que solo está presente en el planeta, en cualquier tipo de encarnación física, cada 25.000 años.

P: ¿Cuál es la diferencia entre la “Conciencia de Cristo” y la “Conciencia Cósmica??”

J-R: La “Conciencia de Cristo” es una forma cristiana de decir “Conciencia Cósmica”. Decir, “Conciencia de Cristo” no incluye a los budistas. Musulmanes, etc. La “Conciencia Cósmica” incluye a todas las personas. Pero los dos términos están tan cerca en el nivel de conciencia que se identifican y casi no hay diferencia.

P: ¿Cuál es la diferencia específica entre la salvación del Cristo y la trascendencia del alma como lo enseña el Viajero?

J-R:  Jesús, a través de su muerte y resurrección, cambió el karma del planeta. Antes de la época de Jesús, la ley del planeta era “ojo por ojo y diente por diente”, también conocida como la ley de Moisés. A través de la acción de Cristo, los seres humanos quedamos bajo la gracia y la salvación fue ganada para todos nosotros en ese momento. Mediante la gracia, nuestro karma individual puede disolverse instantáneamente; entonces ya no estaremos atados por la ley de causa y efecto en esa área, siempre que permanezcamos en la gracia y no recreemos el karma. Nos abrimos a la gracia al conectarnos con la Conciencia Crística interna, convirtiéndonos así, en cierto sentido, en nuestra propia salvación.

La trascendencia, como la enseñan los Viajeros (y Jesús también fue un Viajero), es un proceso de equilibrar las acciones pasadas en cada uno de los niveles (físico, astral, causal, mental y etérico) y moverse en conciencia hacia el Alma. Otra forma de decirlo es que una persona toma conciencia de su Alma y, más que eso, de ser un Alma. Como puedes ver, la salvación a través de Cristo y la Trascendencia del Alma están estrechamente entrelazadas, aunque se vean como acciones separadas.

P:  ¿Crees en Cristo?

J-R:  Las enseñanzas de Cristo son nuestras enseñanzas. Las enseñanzas del Cristo son las enseñanzas del Espíritu. Buscamos vivir de la manera demostrada por Cristo, ser honestos y amorosos en todos los sentidos.

P:  Soy judío y me siento cómodo creyendo que Jesús, como todos nosotros, es el hijo de Dios. Creo que él, como Moisés, jugó un papel importante en el crecimiento humano hacia la conciencia de Dios. Jesús es Dios porque todos somos Dios y él no es más Dios que yo. ¿Entra esto en conflicto con los puntos de vista que enseña el MSIA y mi creencia puede ser un posible bloqueo en mi camino hacia la conciencia de Dios o del Alma?

J-R:  Tus creencias no bloquearán tu camino hacia Dios y no hay conflicto entre lo que enseña el MSIA y tus percepciones. Tus percepciones actuales pueden amplificarse y expandirse al decir que todos tenemos dentro de nosotros el potencial de actualizar nuestro Dios o ser Cristo. Jesús alcanzó su potencial y manifestó al Cristo más plenamente que nadie lo había hecho hasta ese momento. Se convirtió en el ejemplo que muchos de nosotros elegimos seguir porque el representa al Dios-Hombre.

P: ¿Es Jesús y sus enseñanzas parte de tu trabajo?

J-R:  Cristo está a la cabeza del Movimiento del Sendero Interno del Alma y suministra la energía. Nada en MSIA está separado de la acción de Cristo y, de hecho, las enseñanzas son enseñadas por Cristo.

Q:  Algunos grupos afirman que el Cristo ha regresado actualmente a la Tierra. ¿Es esto cierto?

J-R:  El Cristo es un oficio santo. Como tal, la energía del perdón y la trascendencia nunca han abandonado la Tierra. Son los habitantes de la Tierra los que han olvidado, ignorado o se han alejado de esta bendición. Es posible que los seres humanos estén despertando a esta presencia divina.

Q:  ¿Cómo puede Jesús ser el único hijo de Dios y también nuestro hermano mayor?

J-R:  El Cristo ciertamente podría ser visto como el Hijo de Dios, el único hijo de Dios. Como hombre, Jesús ejemplificó la conciencia de Cristo más plenamente que nadie antes que él. Jesús es nuestro ejemplo de un hombre que cumple la acción de Cristo, y podemos considerar su ejemplo como nuestra meta. Usamos su ejemplo como un faro para nuestro propio desarrollo. En esa acción espiritual, todos somos hijos de Dios. Es solo que Jesús lo manifestó más plenamente, y por eso lo llamamos nuestro hermano mayor mientras nos damos cuenta de las cualidades de divinidad, belleza y perfección de nuestra naturaleza espiritual en nosotros.

Q:  ¿Qué significa la frase “Jesús murió por nuestros pecados”? ¿Qué sucedió realmente en la cruz?

J-R:  Jesús estaba tan dispuesto a cooperar con el Espíritu o la fuerza de Dios dentro de él, que en realidad “tomó” toda la negatividad del mundo con él a la cruz. Otra forma de decir esto es que amaba tanto que estaba dispuesto a dar un paso al frente y sacrificarse por todos nosotros. Hasta este punto de la historia, nosotros, como seres humanos, estábamos realmente atrapados en la negatividad del planeta, pero cuando Jesús murió en la cruz, nos dio un ejemplo a seguir para todos y, por lo tanto, un camino para que todos seamos libres. De esa manera, fue un guía espiritual y un maestro para todos nosotros.

Q: ¿Puede Jesús ayudar a las personas a regresar al Reino del Alma?

J-R:  Jesús puede llevar a las personas de regreso al Reino del Alma trabajando a través de la Conciencia del Viajero Místico. Para guiar a las personas al Reino del Alma, un maestro espiritual debe estar vivo de manera que esté compartiendo y experimentando actualmente todos los niveles de conciencia. Y así Jesús obra a través de Aquel que lleva las llaves de la Conciencia Mística del Viajero en esta tierra, tal como lo hizo cuando estuvo aquí físicamente.

 

ndh_2015_05_jrqanda_portrait


Q:  ¿Es lo mismo invocar al Señor Jesucristo que llamar al Viajero?

J-R:  No. Cuando invocas el nombre del Señor Jesucristo, estás invocando la línea de energía de hace unos 2000 años. Fue presentada durante esa dispensación debido a ciertas necesidades de la humanidad en ese momento y continúa existiendo hoy día. La energía del Viajero, aunque siempre está aquí, es llevada periódicamente a la línea del frente del planeta para acelerar la apertura de la conciencia de las personas. La energía Crística y la energía del Viajero son compatibles y funcionan una al lado de la otra (entrelazadas), y están disponibles por diferentes razones. Para una explicación más detallada, sugiero mi seminario titulado “Meditación So Hawng”, que es parte de un album de meditación titulada “Meditaciones gozosas-Volumen II”.

P: ¿Era Jesús un “silencioso” cuando caminó físicamente por el planeta hace 2000 años?

J-R:  Jesús no era “un silencioso” — él era y es un Cristo.

P: ¿Cómo puedo experimentar a Cristo en mi vida diaria?

J-R:  La respuesta es muy simple: servir, servir, servir. Debería decir, servir, servir, servir. Servir significa levantarse, ponerse en marcha y hacer lo que está frente a ti. Creo que encontramos al Cristo más fácilmente en el servicio más que en cualquier otra cosa. En la Biblia, Cristo dice: “¿Cómo saben que son mis discípulos? Que se aman unos a otros “. ¿Cómo sabemos que se aman unos a otros? Porque se ayudan unos a otros, trabajan juntos y se apoyan mutuamente. Y simplemente no se juzgan entre sí.

P: ¿Dónde se encuentra Jesús el maestro, ahora (aparte de en los corazones de sus devotos)?

J-R:  En vuestro próximo aliento y en el corazón de Dios.

P:  Parece que tengo muchos bloqueos en las áreas de conexión con Cristo. A veces me confundo sobre con quién conectarme, el Viajero, el Cristo, Dios, el Espíritu Santo… ¿Puedes decir algo sobre esto?

J-R:  Si te has conectado con el Viajero, te has conectado con el Cristo, así que no me preocuparía por eso.

Solo lo miraría todo como aire. En un lado de la habitación hay rosas, en el otro lado, lirios, en el otro, aroma de pino. No importa en qué lugar prefieras oler, todo es aire de todos modos. Eso elimina todo el concepto de separación. Solo hay aire. Ten todo el aire que quieras y yo me tomo la misma libertad.

Baruch Bashan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2014 Movimiento del Sendero Interno del Alma