Tienda
LANGUAGE

Nuevo Amanecer

John-Roger en Esclarecedoras Preguntas y Respuestas

La frase “la noche oscura del Alma” es un término metafísico que creo, fue acuñado en la conciencia moderna por San Juan de la Cruz.

PREGUNTA: ¿Podrías explicarnos la frase “La Noche Oscura del Alma?”

J-R: J-R: La frase “la noche oscura del Alma” es un término metafísico que creo fue acuñado en la conciencia moderna por San Juan de la Cruz. El Alma, ante todo, tiene que ser reconocida como una cualidad perfecta, una energía perfecta. Las otras cosas que rodean al Alma no son perfectas. Estas imperfecciones que han rodeado al Alma la han apartado de su función activa, directiva, de la función de divina de Dios.

El Alma misma es lo único positivo en este nivel; la mente y las emociones son negativas (no malas, pero negativas como el polo negativo de una batería); el polo positivo de la batería es el Alma.

Cuando el proceso de evolución o involución ha alcanzado cierto estado, entonces el Alma es acelerada con patrones de energía de Luz. Hasta este punto, la mente ha sido la “captora” del Alma, cuando en realidad debería ser una herramienta a través del cual el Alma pueda expresarse. Pero la mente puede volverse muy fuerte, y podemos entregarle todo y funcionar dentro del concepto de conciencia mental universal, que es un Dios de los reinos negativos. Así es que hay una lucha de quién va a imponer dominio dentro de este nivel de conciencia llamado la forma física.

El Alma, como entidad última, ganará; pero la mente, como una función transitoria, se aferra a la vida; es casi como la lucha entre el yo negativo y el Yo verdadero. Y esto se convierte en un juicio. Cuanto más luche una persona, más energía entregará a los reinos negativos. La forma más efectiva de activar la energía positiva es el enfoque de «no resistir el mal», no resistir la tentación, dejar ir, no involucrarse. Si peleas y luchas con tu mente, tratando de activar el Alma, estás yendo al revés. Esto sería como intentar que las ruedas del automóvil activen el acelerador.

Es esta lucha entre los aspectos negativos y positivos de un individuo lo que la gente ha denominado como “la noche oscura del alma”. Puede ser que dure de dos o tres años o de veinte años; o si entiendes lo que está ocurriendo, puedes eclipsarlo rápidamente y tener lo que se conoce como una “iluminación espiritual” y una gran conciencia cósmica te inundará. Bueno, así es como la gente escribe sobre eso, pero en realidad no te hablan de las «uñas encarnadas» o de los «padrastros» o lo que sea, antes de la iluminación, porque parece ser que eso realmente no contaba. Cuando esa conciencia cósmica fluye hacia adelante, es como EUREKA: truenos y relámpagos. Pero ¿cuántas encarnaciones hubo antes de ese trueno y relámpago? Probablemente muchas.

No todos abordamos las experiencias de esta vida por igual. Sería bueno decir que todos lo hacemos, pero no es cierto en absoluto. Lo abordamos de maneras desiguales, afirmando diferentes niveles de conocimiento, conciencia de deseo y de expectativas.

PREGUNTA: ¿Por qué nos encarnamos primero? ¿Qué nos trajo aquí?

J-R: Este nivel es parte de los reinos de Dios, parte de la jerarquía espiritual, parte del cuerpo de Dios. El Alma fue establecida para experimentar todos los niveles de Dios en Su Conciencia, y como parte de esto, también experimenta este nivel. La forma en que cada uno llegó a este plano varía enormemente. El plan “original” fue establecido para “siete” encarnaciones. La razón por la que se estableció fue que había un cierto karma establecido para este planeta.

Se cuenta la historia de Adán y Eva: que el ser humano se ganaría la vida con el sudor de su frente; y se presentaron muchos patrones para cumplir con la idea del trabajo. Y de una manera sumamente simbólica, se delineó el karma por el que cada uno tendría que transitar.

Pero la gente creó muchas formas de pensamiento, acciones y patrones extraños que no eran necesarios en el plan original, realmente contaminaron los mundos espirituales con eso. Algunos de nosotros estamos regresando, tratando de manejar estas formas de pensamiento creadas previamente, y hemos creado más basura, en nuestro intento. Esto a veces se llama depresión e irritación. Nuestro trabajo aquí es transmutar estos patrones negativos. Cuando tenemos un sentimiento de tristeza o un pensamiento negativo, debemos trabajar para transmutarlo en la Luz y devolverlo como Luz.

Algunas de las iglesias metafísicas entienden esta idea y están haciendo esto. Tienen vigilias de oración de veinticuatro horas, bendiciendo todas las cosas y derramando Luz y amor. Ellos ganarán. Hacerlo de esa manera, puede llevar mucho tiempo, pero está bien; tienen mucha gente. Y cada grupo de Luz, cada grupo o individuo que pida la Luz de Dios para el bien mayor de la humanidad, orando y afirmando la buena voluntad y la hermandad, ayudará a limpiar las fuerzas negativas que sentimos en este planeta y ayudará a elevar al planeta a una conciencia superior.

PREGUNTA: ¿Cuál es el propósito de la existencia después de alcanzar el reino más elevado?

J-R: En su mayor parte, el objetivo de cada Alma que se manifiesta en el planeta es convertirse en co-creador con Dios. En cierto sentido, Dios nos necesita tanto como nosotros necesitamos a Dios. Él nos necesita en la conciencia del mundo físico-material, porque así es como Dios hace las cosas en este nivel. Él obra a través de nosotros en este mundo. El cuerpo humano y la conciencia son los principales receptores de este nivel; son lo que utiliza el Alma para transportarse aquí.

Pero en los otros niveles, hay muchos trabajos que se les pueden asignar para hacer. Podrías trabajar en otra dimensión, en otro universo. Si te has elevado a ti mismo de cierta manera dentro de un determinado patrón escolar, podrías simplemente vivir dentro de una sección de los reinos superiores de Luz, donde viven muchas Almas igualmente evolucionadas. Es terriblemente difícil poner palabras a este tipo de acción. Tan pronto como lo intento, suena como una mentira porque estoy tratando de poner en vocabulario lo que está más allá de las palabras. Realmente estoy tratando de darles la sensación, la esencia de ello, esperando que pasen por alto la confusión intelectual y alcancen a ver la realidad de ello.

PREGUNTA: Mencionaste algo sobre la mente. A muy temprana edad tuve una experiencia de escuchar voces y de proyección astral. Ahora, leí en alguna parte recientemente que la mente es muy poderosa y que muchas veces estas cosas son meras proyecciones de los propios deseos. ¿Es esto cierto?

J-R: Absolutamente. La mente es extremadamente poderosa. A menudo, se le rinde culto y es adorada. Muchas de estas experiencias se proyectan desde el inconsciente o de la parte etérica de la mente con la que la mayoría de nosotros no estamos demasiado familiarizados; luego se dispara hacia las emociones y la mente consciente, y tú lo “ves” “allá afuera” y dices: “¡Vi una visión! ¡Hurra!” Y eso está bien. Si te funciona, adelante, úsalo. No me atrevería a decir «Sí, tuviste esa experiencia» o «No, no la tuviste», tú lo decides porque la estás viviendo. Mi punto de vista es: ¿Y qué? Sigues adelante.

La gente me ha dicho: “Creo que tienes una gran ilusión”. Mi respuesta es: “Una de las más grandes del planeta. Pero no te preocupes por eso. Si es una ilusión, estaremos fuera de ella porque está sucediendo; vamos a seguir moviéndonos. No somos tan tontos como para pensar que es la única manera o que esto es todo, o de que no hay más camino por recorrer”. Es importante reconocer que la progresión es infinita. No hay límites para el crecimiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2014 Movimiento del Sendero Interno del Alma