Tienda
LANGUAGE

Nuevo Amanecer

Sostener la Intención para el Bien Mayor

“¡La única limitación que tiene el poder de la imaginación es aquella que tu puedas imaginar! Entonces, imagina lo mejor que puedas imaginar. Luego, mantenlo abierto. Y permítele a Dios te muestre como sería eso con la intención para el Bien Mayor”.   John Morton

 Este artículo fue tomado de un Seminario de Trascendencia del Alma que John dio en Marzo de 2022.

Entre las enseñanzas hay una que dice que aquello que podemos contemplar, en eso nos podemos convertir. Entonces, mira aquello que deseas. Observa la visión que tienes, o lo que será tu vida. Es práctico hacer eso ahora, en este día, y también estar dispuesto a cambiar, a hacer modificaciones y a ajustarse hacia aquello que quieres llegar a ser.

Existe sabiduría para poder hacerlo, de modo que sólo se permita lo que es para el bien mayor de todos los involucrados. Allí hay sabiduría.  Y parte de eso es sostener sabiduría por la paz mundial. Eso es lo necesario.

John-Roger habló de un paraíso portátil, refiriéndose al poder de una persona, al poder en cada uno de nosotros. En cada uno existe el poder de elegir y luego sostener esa elección. Sería algo en que vivir de ahora en adelante. ¿Cómo lo harías? Elígelo al nivel de Dios. ¿Cómo lo harías? Pídele a Dios que se una a ti, o tú te unes a Dios, de la forma que sea y como sea que funcione.

En nuestras enseñanzas se me recuerda que si te preguntas de quién es el movimiento entre tú y Dios — es tu movimiento. Siempre sucede en el ahora. Podemos hacerlo. En tu propia presencia, en tu vida, puedes vivir en paz. Puedes mantener eso como la expresión viva de quién eres.  Vienes en paz.  Te vas en paz.  Haces la paz y traes la paz.

¿Cuánta de esa energía debe reunirse para que lo hagamos juntos en cooperación, de modo que eso se instale en el planeta? Ese es uno de los dones de la imaginación: ser capaces de incorporarla sin restricciones. ¡La única limitación que tiene el poder de la imaginación es aquella que tu puedas imaginar! Entonces, imagina lo mejor que puedas imaginar, y luego mantenlo abierto. Y permite que Dios te muestre cuál sería la intención para el Bien Mayor.

John-Roger hizo una declaración muy poderosa en su vida cuando dijo: «No voy a vivir en un mundo sin amor». Lo que percibo a través de esta declaración es que se nos mostró lo que eso significa y lo que se requería. John-Roger fue demostrándolo a lo largo de su vida. Se convirtió en algo como una práctica. ¿Qué hago cuando fallo, cuando transgredo, cuando me retiro, cuando me contraigo, o cuando violo? ¿Qué hago cuando hago lo que hacen los seres humanos? Levantarme. Restaurar la paz. Elegir la paz. Elegir el amor. Ser el amor.

Lo que sea, que eso es, está en tus manos. Está en lo que tocas. Nos podemos extender con esto, de modo que se convierta en algo por lo que estamos dispuestos a involucrarnos en el mundo para crear paz, para demostrar amor viviente. Ese es el tipo de mundo en donde quiero vivir. Si no voy a vivir en un mundo sin amor y paz, entonces también pongamos allí algo de gozo, de diversión, de belleza y de armonía. Hay mucho más y todo es bueno. La intención lo traería al mundo en su naturaleza más elevada. ¿Es un mundo o un universo? Considera que es de la más alta naturaleza, no referida a mi conocimiento o experiencia. Estoy invocando lo más elevado que existe y estoy dispuesto a moverme hacia ello.

Yo considero que hay una razón práctica por la cual estamos en el mundo. Es acerca de nuestra voluntad de vivir en la verdad, de estar abiertos a lo que eso es y dejar de lado nuestras creencias limitantes. También se trata de decir lo que es verdad para ti en tu vida.

Todos queremos estar rodeados de amorosidad y también queremos ser una fuente de amor. Eso no es algo que te aburra. No es que tengamos que ser el tapete que todo el mundo pisa y hacer lo que ellos quieren. Eso, podría demostrar nuestro nivel de amorosidad por un momento, en el que hacemos la ofrenda para dar lo que se necesita. Yo veo eso en nuestra salvación: el salvador interno como una conciencia de la unción.

¿Acaso hacemos proselitismo, convertimos, o hacemos algo en ese orden? Yo lo veo como si diéramos testimonio. Podría contarte mi experiencia, y me gustaría hacerlo abiertamente. Mi punto de vista es que somos convertidos desde adentro. Ya estamos convertidos, ya fuimos salvados.  Ya se hizo. Ahora es sólo cuestión de comprometernos con ello, de modo que se complete con las circunstancias de nuestra vida.

Eso se convierte en un progreso cada vez mayor. Esa sería una forma de describir al MSIA. Es una evolución cada vez más grande. ¿Puede llegar a ser más elevada, para que tengamos esta experiencia llamada “Unidad con Dios”? A medida que llegamos a lo que sea que es esa unidad, se convierte en algo que trasciende lo que hay en el mundo.

Nuestro reino no está “aquí afuera” ni en conquistar, ni dominar a la gente, ni en un territorio, ni siquiera dentro de una familia. Lo veo como tener la oportunidad de hacer presente la conciencia que es el bienamado. Entonces descubrimos que todos somos el bienamado. Todos somos engendrados. Ese es el despertar. Esa es la oportunidad.

En el MSIA tenemos lo que llamamos “valores del staff”. No son un secreto.  Son prácticos. El primero es ser amoroso. El segundo es confiar. Veo que las tres primeras letras de «confianza» nos dan una pista. (TRU en ingles Verdad) Significa que estamos en la verdad y estamos dispuestos a vivir en la verdad. Eso nos permite estar en armonía unos con otros. Funciona en conjunto como una unidad. Podemos mirar juntos para ver qué es verdad. Y no siempre aparece como algo agradable. Simplemente es la forma como se presenta este mundo. Hay matices dependiendo del ángulo de tu visión.

Otro valor es estar juntos. “Donde dos o más están reunidos…” Estamos en eso.  Invocamos lo que es santo y sagrado. Esa es una intención para reunirnos en lo que es santo y sagrado. Es independiente del control de nadie. No es necesario que tengamos otro intercesor distinto del Espíritu.  Ese es el poder para manifestarlo cuando lo podemos manejar y cuando elegimos manejarlo. Se hace con respeto. A menudo,  (el Espíritu)  se hace a un lado cuando nos desviamos, extraviamos, nos distraemos o cuando estamos en oposición. Tenemos una conciencia que se va a sostener y esperará con la mayor paciencia. Entonces, cuando llegamos, es como el regreso del hijo o hija pródiga. Hay una celebración. ¿Por qué esperar, por qué retenernos esperando un momento perfecto? Permitámonos celebrar ahora mismo.

Otro valor es la comunicación clara. Una de nuestras enseñanzas es que el Espíritu es el estado más claro (despejado) posible, la dimensión más clara y el camino más despejado. Cuando sostenemos una comunicación clara, estamos en comunión. Podemos mirar juntos aquello que estamos viendo. A menudo hay una oportunidad para ir más alto. Si todos estamos en un acuerdo, hay algo hacia donde nos podemos mover, como la cooperación. Estamos haciendo algo por el beneficio mayor de todos. Lo práctico es que a veces es tu turno de decir: “Déjame servirte. Déjame hacer eso por ti”.  Y hacemos eso entre nosotros.

Jesús señaló que el mayor entre nosotros es el mayor servidor.  La conciencia que comprende esa realidad es quien lo va a completar.  El camino está preparado.  Si la conciencia de Jesús se va, es para preparar un lugar que antes no estaba disponible para ti porque tú no estabas listo. Ahora, las enseñanzas están aquí y eso nos prepara a todos para estar en ese lugar de residencia más elevado. Lo llaman el Alma. Lo llaman Conciencia de Dios.

Los animo a todos a relajar el deseo de definirlo o dibujar imágenes de eso. Si lo vemos y lo conocemos, puede convertirse en una hermosa expresión, como bailar o cantar. Una sonrisa es un medio para poder demostrar el cuidar, cuando no es algo forzado ni tampoco justificado. Simplemente nos importa porque nos interesa conocer nuestra unidad con Dios.

Baruch Bashan

 

Bendición de Servicio para el Bien Mayor

Padre-Madre-Dios, te pedimos que te hagas presente con
cada uno de nosotros aquí.
Tú conoces nuestro corazón,
Tú sabes lo que es mejor para nosotros.
Porque lo has oído todo y lo has visto todo.
Hazte presente.
Toma lo que ya no es necesario
para que en este lugar y en este momento lo soltemos.
Estamos permitiendo que Tú lo tomes por completo. Nos entregamos
completamente a ti.

En la medida que nos entregamos en plenitud
dejamos de tener pasado, dado que eso ya no tiene nada que ver con nosotros.
Todo lo que queremos o todo lo que necesitamos ya está presente.
Nos presentamos ante ti abiertos, despejados y pacientes.
Señor, cualquier cosa que necesitemos saber respecto a esperar en Ti,
por favor enséñanos.

Muéstranos eso que significa esperarte.
Enséñanos a aceptar. Enséñanos a cooperar.
Enséñanos cómo liberar Tu conciencia en nuestra expresión.
Enséñanos a servir de la mejor manera.
Damos gracias por este día.

Baruch Bashan

Baruch Bashan

Baruch Bashan

 

MIRA ESTE MOMENTO DE PAZ CON JOHN MORTON «ES BUENO…»

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2014 Movimiento del Sendero Interno del Alma