Tienda
Menú
LANGUAGE

Nuevo Amanecer

Técnicas de Despeje

 

Por John-Roger DCE [del libro Cumpliendo tu Promesa Espiritual]


¿Qué pasa si después de haber utilizado las técnicas para protegerte, te sigues sintiendo como si hubieses agarrado negatividad?

A continuación, algunas alternativas que tienes para despejarla.

  1. Luz

Lo primero es invocar la Luz y pedirle al Viajero que te ayude a liberar y despejar cualquier cosa que no sea para tu bien mayor.

  1. Ejercicios Espirituales

También puedes hacer Ejercicios Espirituales, que es una de las mejores maneras de despejar cualquier negatividad, ya sea dentro de ti, o de cualquier persona o cosa.

  1. Perdón

Y si te juzgas por algo, practica el perdón a ti mismo.

  1. Técnica General de Despeje

 Puedes usar la siguiente técnica para despejarte de personas, lugares, cosas, etc. Lo que haces es poner la palma de una mano sobre tu frente y dices

el nombre de la persona (o de lo que sea, llamémoslo “X”), y dices: “Cualquier cosa de “X”, o a través de “X”, despejar, desenganchar, desconectar”. (Puedes usar cualquier verbo que logre expresar lo que te gustaría que sucediese, como por ejemplo, “eliminar”, etc.). A continuación, con la mano aún sobre la frente, pides que esto se realice por intermedio del Viajero, del Cristo y del Espíritu Santo, manteniendo la intención de que se despeje completamente. Es todo.

Puedes respirar hondo una o dos veces, aunque no es necesario que te concentres en la acción, porque lo que vaya a suceder se hará a través del Espíritu. Cada vez que hayas despejado algo, coloca de inmediato la Luz dentro de ti y a tu alrededor. Luego, suelta lo que hayas despejado, déjalo ir y no compruebes si sigue ahí o se fue. Puede que experimentes que esto despeja lo que estaba presente, o tal vez a los cinco o diez minutos sientas que deberías repetir la acción de despeje. Si es así, puedes simplemente repetir el proceso. A veces, estas esencias se despejan una a una, en cuyo caso lo tendrás que repetir hasta que todas ellas se hayan ido. Además, en ocasiones, para despejar algunas de estas cosas es necesario repetirlo varias veces porque se desprenden como si fueran las capas de una cebolla.

Decir “oscila” puede ayudar a acelerar el proceso de despeje.

Una cosa más. Cuando te despejes de una persona, puede que tengas que decir su nombre al revés: en otras palabras, digamos que estás despejando a

“Juan Pérez”; es posible que cuando lo despejes, también tengas que decir: “Pérez, Juan”, porque el nombre entró “de atrás para adelante”. Al final del día, puedes usar esta técnica para despejar “el día completo y a todos los que tuvieron alguna participación en él”.

  1. Agua

Si hablaste con alguien, o leíste, escuchaste o viste algo, y sientes como si eso te hubiese desestabilizado, tomar un sorbo de agua puede ayudarte. También lávate las manos, después de haber tocado a alguien (por ejemplo, después de haber dado un masaje), o de leer una carta que te han escrito y tu sientes que se te quedó algo pegado de ella.

Por último, darse un baño o una ducha puede ayudar a despejar cosas que puedes haber agarrado físicamente.


Haz click aquí para ver más información sobre nuestro Curso sobre la Trascendencia del Alma [50% de descuento – Oferta de Introducción]


Para recibir los emails del e-Nuevo Amanecer, haz click aqui


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014 Movimiento del Sendero Interno del Alma