Tienda
LANGUAGE

Nuevo Amanecer

¿Estás Eligiendo la Felicidad?

Al abrirte a tu felicidad interior, tienes una mayor oportunidad de bendecir al mundo con tu felicidad. Cuando estamos felices, somos espontáneos y estamos abiertos a participar. Permitimos que nuestra creatividad, esa energía feliz, salga al mundo y toque a los demás.  ~ John Morton

Este artículo apareció previamente en el New Day Herald en Noviembre de 2013. Después del artículo hay una meditación guiada para la felicidad interior y una bendición para la salud, la riqueza y la felicidad.

¿Eres feliz? ¿Sabías que todos tenemos necesidad de felicidad? Es una de las diez bendiciones que John-Roger nombró: Amar, Cuidar, Compartir, Prosperidad, Abundancia, Riquezas, Salud, Bienestar, Felicidad y Tocar. John-Roger dijo: “La búsqueda de la felicidad es eterna, algo que todos decimos y todos buscamos y, sin embargo, parece ser una de las cualidades y bienes más escurridizos”.

¿Alguna vez has notado que cuando te gustaría ser feliz, parece ser un bien escaso? Y si está disponible, ¿parece ser que está en otras personas o situaciones a las que no pareces tener acceso? Está bien. La naturaleza del alma, aquello que verdaderamente somos, es felicidad y alegría. Así que considera esta verdad: la Felicidad es tu verdadera naturaleza.

En el Movimiento del Sendero Interno del Alma te invitamos a considerar que, ante todo, eres un alma. Una vez que inicias sesión en esta verdad, hay infinitas oportunidades para tener mayores experiencias de tu naturaleza como alma. Y conocer tu alma es una experiencia de felicidad y alegría.

Considera que el alma, de alguna manera, es tentada por las cosas que son materiales y del mundo, cosas que son temporales e ilusorias. Podríamos tener una experiencia de felicidad por un tiempo. Entonces sucede algo en el mundo que hemos identificado con nuestra felicidad y luego parece como si la experiencia de la felicidad ya no estuviera disponible. Ya no nos sentimos felices porque nuestra felicidad estaba ligada a ese evento o esa persona o esa situación. Y entonces nos encontramos buscando afuera, en el mundo, nuestra felicidad.

Buscar la felicidad afuera, en el mundo, es donde nos desviamos. Podemos olvidar que la felicidad está adentro, porque yace en la naturaleza de nuestra alma. Cuando intentamos encontrar la felicidad en las cosas externas y en lo que sucede en el mundo, entonces podemos tener algún tipo de desconexión con quien realmente somos.

John-Roger dijo: “La alegría es inherente a través del alma. Cuando tenemos alegría, cuando está saliendo dentro de nosotros, no importa lo que hagas ahí fuera o lo que digas. En lo que te conviertes no perturba el centro de la calma y la felicidad porque es lo que es. Ahí radica tu satisfacción al estar en este nivel”.

Al abrirte a tu felicidad interior, tienes una mayor oportunidad de bendecir al mundo con tu felicidad. Cuando estamos felices, somos espontáneos y estamos abiertos a participar. Permitimos que nuestra creatividad, esa energía feliz, salga al mundo y toque a los demás.

Claves para la Felicidad

¿Cómo experimentas la felicidad? ¿Cómo encuentras caminos hacia la felicidad? La felicidad está aquí y ahora. Así que ve si puedes encontrar alguna manera de relacionarte con la felicidad que está aquí y ahora, en este momento. Considera que la felicidad y la alegría están en cada persona. Entonces, si ves a una persona (y, por cierto, eres una), ve la felicidad allí mismo con esa persona. Justo ahí dentro de ti está la felicidad y la alegría. Entonces, ¿cuáles son las claves para tu experiencia de felicidad y alegría dentro de ti y en otras personas?

Durante un webcast del MSIA que facilité, “1000 Caminos Hacia la Felicidad”, recopilamos de los participantes algunas claves para experimentar la felicidad. Estas son algunas: notar el florecimiento de las flores, ver las caras de los bebés, sonreír, reír, dormir, mirar a los ojos de una persona, ver cómo se balancean los árboles y los arbustos, notar los colores en la ropa de las personas, disfrutar de los autos y las casas, escuchar música y realizar buenas obras para otros. Hacer buenas obras no tiene que ser sólo para las personas. Puede ser poner brillo en una acera o piso o ver una puesta de sol sobre un hermoso océano y apreciar la belleza de la naturaleza.

Un abrazo puede traer felicidad. ¿Estarías dispuesto a darle un abrazo a alguien para experimentar la alegría y la felicidad en el abrazo? ¿Qué tal ofrecer una mirada calmada y tranquilizadora a los ojos de alguien?

Aquí hay algunas otras Claves para elegir la felicidad:

Encuentra el Humor

Una de las cosas que escuché decir a John-Roger hace mucho tiempo es: «Si va a ser divertido más tarde, es divertido ahora». ¿Alguna vez has notado que cuando tienes conflictos y adversidades, eventualmente se convierte en una de las mejores fuentes de risa? Cuando finalmente logras ser capaz de contar la historia sin ser tan consciente del dolor o el sufrimiento, la decepción o lo que sea que te mantuvo fuera de tu felicidad, ves el humor. Los comediantes profesionales se ponen de pie frente a grupos de personas y se les paga por hacerlo, por compartir historias que alguna vez fueron dolorosas y perturbadoras de formas que traen presente el humor y la alegría. Esa es la clave para compartir su felicidad. Así que encuentra el humor.

Ten, Pensamientos Felices

¿Alguna vez has estado en una estación de tren donde hay muchas vías con muchos trenes que van a diferentes lugares? Los trenes cambian de vía. Cambian de dirección. Y tú puedes cambiar tus pensamientos y hacia dónde eliges dirigir tus pensamientos.

Hay energía en un pensamiento feliz. Parte de esto es tu voluntad de alejarte de cualquier pensamiento infeliz y elegir los felices. Cambia tu forma de pensar para que encuentres un pensamiento feliz de algún tipo.

Si no sabes lo que es un pensamiento feliz, es posible que desees encontrar uno. Luego tal vez escríbelo y guárdalo en tu billetera para que lo lleves contigo como recordatorio. Si lo olvidas, puedes sacar tu billetera e ir a la sección «Pensamiento feliz».

Haz, Cosas Felices

John-Roger ha dicho: “Si quieres ser feliz, haz cosas felices”. Eso puede sonar simple, o tal vez creas que no sabes cómo hacer cosas felices. Podrías hacer que la sección «Feliz» en tu billetera incluya un recordatorio de algo que podrías hacer que fuera feliz. Tal vez tu recordatorio diga que empieces a cantar una canción o que comiences a saltar. Ve por dónde van tus deseos. ¿Estás dispuesto a saltar hasta el lugar de pago o comenzar a cantar mientras esperas para pagar tus comestibles?

¿Qué estarías dispuesto a hacer por tu felicidad? En lugar de decir: “No estoy dispuesto a hacer eso. Eso es demasiado ridículo y vergonzoso. La gente no lo entenderá”, elige hacer algo feliz solo por el placer de hacerlo. Otros pueden no estar de acuerdo con tu felicidad. Ellos pueden pensar que estás respondiendo de manera inapropiada. Si los demás malinterpretan o juzgan tu felicidad, puedes convertirla en paz, comprensión y compasión. Puedes elegir ser feliz a pesar de todo.

Elige la Luz

La conciencia de la Luz es la conciencia de quién es Dios. Así que otra forma de elegir la felicidad es pensar en Dios. Sé consciente de Dios ahora mismo y de quién y qué es Dios. ¿Qué estás pensando? ¿Qué estas viendo?

Tal vez imaginas a un ser querido que está vibrante y saludable. Tal vez imaginas a alguien que extrañas, que está ahí mismo, contigo. Tal vez te des cuenta de que estás solo y, sin embargo, eres abrazado, apreciado y amado total y completamente. De hecho, recuerdas que eres adorado por Dios. Así que elige la Luz que proviene de la fuente más elevada. Elige a Dios que es amor eterno e incondicional.

Busca lo Bueno

John-Roger se refirió al secreto de la trascendencia del alma como: “Busca lo bueno en todas las personas y cosas y deja el resto a Dios”. La trascendencia del alma es el objetivo del Movimiento del Sendero Interno del Alma. Es nuestro propósito. ¿Qué significa eso?

Estamos permitiendo que nuestras almas ingresen en nuestra conciencia. Lo hacemos aquí y ahora. Mientras hacemos eso, las experiencias pueden elevarnos y ayudarnos a mejorar las cosas. Al menos, nuestros pensamientos comienzan a cambiar su sintonía para que ser más felices, más libres, más alegres y más pacíficos.

Ten la voluntad de buscar el bien. No se trata necesariamente de encontrar lo bueno o ver lo bueno. La trascendencia del alma consiste en buscar el bien. Elije buscar el bien en lugar de declarar que no hay nada bueno solo porque aún no lo has visto. Si no estás viendo lo bueno en este momento, sigue buscando. Buscar el bien en todas las personas y cosas es el secreto de la trascendencia del alma y la clave de la felicidad.

Enfócate en la Gratitud

Es una gran actitud, así que encuentra tu gratitud. Encuentra lo que aprecias. Encuentra el valor en la situación. Esta es una manera increíble de alejar las cosas de la sensación de estancamiento o de un enfoque problemático. Si estás viendo una situación como un problema, algo que no sabes cómo resolver o no sabes cómo manejar, busca tu gratitud. Encuentra lo que aprecias en la situación.

Siempre estarás en lo correcto si miras lo que estás aprendiendo en una situación. Date cuenta de que estás siendo educado. Estás aumentando tu sabiduría y tu capacidad para perseverar y soportar situaciones similares. Siempre hay valor en descubrir la enseñanza y cuál es tu aprendizaje en el proceso. Así que elige en tu gratitud.

Elije una Interpretación Positiva

Este proceso puede involucrar reentrenar tu mente. Puede requerir tu paciencia y dedicación para modificar la forma en que procesas lo que sucede. Quizá elimines las primeras veinte cosas que aparecen en tu mente porque te das cuenta que, son todos pensamientos negativos. Simplemente esperas a que terminen y luego te das cuenta: «¡Oye, hay una forma positiva de ver eso!»

Encuentra una forma positiva y edificante para interpretar lo que sea que esté sucediendo. Este es un proceso mental del que debes estar consciente, así que estás interpretando lo que ves o escuchas. En lugar de interpretar negativamente, confía en que algo bueno está pasando en cada situación y busca esa interpretación positiva.

Gana en tus Fantasías

Esta es otra gran enseñanza que ha venido de John-Roger. Una de nuestras mejores herramientas es nuestra imaginación. Cuando estamos conscientes, también nos damos cuenta que tenemos una conciencia que es creativa e inventa cosas hacia arriba o hacia abajo, según sea el caso. La imaginación es libre de ir hacia donde queramos dirigirla. En tanto, fantaseemos e inventemos cosas positivas y luego seamos influenciados por las imágenes que sostenemos, entonces tiene mucho sentido ganar y crear positivamente para que ese mismo tipo de resultados siga a cómo enfocamos nuestra creatividad.

Pregúntale a mi dentista. Ella puede decirte que la mayoría de las veces le digo que taladre y use instrumentos afilados sin aplicar ningún agente anestésico. Aprovecho esta oportunidad para imaginar que lo que está haciendo se siente bien. Fantaseo que le está dando un masaje muy intenso a mis dientes y encías. Llámalo autohipnosis o mente sobre materia. No me importa cómo lo llames.

Las fantasías pueden funcionar para crear tu felicidad.

Encuentra Mayor Felicidad

Considera un área o situación en tu vida en la que te gustaría experimentar mayor felicidad. Mantente abierto a no tener una respuesta inmediata, o tal vez tengas varias. Simplemente comienza con una y hazlo bastante simple por el momento.

A continuación, considera cómo inhibes tu expresión de felicidad en esa situación. Incluso si piensas: “Yo no inhibo mi experiencia o mi expresión de felicidad”, date la oportunidad de considerar que a veces lo haces y asume alguna responsabilidad. Tal vez digas: “Yo no me inhibo. De ninguna manera estoy bloqueando o restringiendo mi felicidad”. Bueno, esa actitud puede ser la forma en que inhibes tu felicidad.

Elige una de las formas de encontrar la felicidad que he señalado hasta ahora. Luego cierra los ojos e imagínate usando este camino hacia la felicidad. Velo o imagínalo con la mayor claridad y detalle posible.

Mira en tu interior lo que serían pensamientos felices en una situación en la que deseas tener mayor felicidad. ¿Cómo tendrías pensamientos felices hacia esa situación? ¿Estarías abierto a una experiencia de felicidad más que nunca antes? Esa voluntad, ese sentido común, ese entusiasmo a menudo se experimenta dentro como una fuente o un manantial. Es un suministro interminable. Así que utilízalo para traer mayor felicidad.

Permítete ser un poco más libre ahora mismo, un poco más infantil, un poco más abierto. Conoce ese lugar seguro en tu interior donde eres libre para ser feliz y expresar esa felicidad tan abiertamente como quieras.

Aumenta Tu Luz

Subir el voltaje de la Luz, su energía, tiene que ver con tu apertura y disposición. ¿Estarías dispuesto a ser iluminado tanto como lo has estado alguna vez? ¿Y expresar libremente qué es eso? Puedes expresar los pensamientos felices que van con la Luz y hacer cosas felices de una manera iluminada, brillante y audaz.

Le pedimos a la Luz que haga lo que hace. Porque la Luz es la conciencia de lo Divino y tiene toda la capacidad, tiene todo lo que necesitamos. La Luz puede despejar, así que pide un despeje y un equilibrio. Si de alguna manera estás suprimiendo tu felicidad, entonces permite que tu felicidad esté completamente viva y energizada en cada célula. La Luz puede ir a cualquier célula que desee esa vibración feliz y entregársela.

Comparte algunos pensamientos felices con cualquier lugar dentro de ti con el que no hayas sido feliz. Eso podría ser física, emocional o mentalmente. Eso podría ser hacia cualquier recuerdo que tengas o un evento en tu vida en el pasado con el que no hayas estado feliz. Puedes abrirte a la Luz y dejar que la Luz entre como un viento de aire fresco. Deja que esa Luz entre y te quite lo que no necesitas. No te aferres a la miseria o el dolor o cualquier forma de infelicidad. Invita a la Luz hacia cualquier negatividad dentro de ti. Permite que esta Luz se convierta en una inundación o en un torrente; de manera que la Luz se vuelve brillante dentro de ti.

Deja que la Luz se Convierta en Ti y te Respire

Inhala la Luz y exhala la Luz. Inhala y exhala. Déjala estar en tus ojos, oídos y todos tus sentidos, para que estés iluminado en la Luz que es de la naturaleza divina, del Espíritu Santo y el Cristo. La unción puede entrar justo encima de tu cabeza e inundarte como una energía. Puede bailar a través de la habitación donde te encuentras. Puede despertar a las personas que han estado durmiendo. Por las cosas que te han enlentecido y no te han permitido ver y escuchar con claridad, la Luz puede ayudar a liberarte para que seas tú mismo con mayor claridad y plenitud. Déjate llevar y deja que esta Luz de Dios te inunde y te rodee por completo.

En este momento, todo es una acción de Luz que se está produciendo a través de tu disposición y apertura. El Señor que es nuestro Dios quiere felicidad para nosotros. Así que deja que tu confianza interna se dé cuenta que tienes un Dios de amor eterno que quiere que seas feliz.

Bendícete a Ti Mismo

Con lo que sea que te enfrentes, primero que nada, bendícete a ti mismo. Tienes la habilidad en ti para invocar lo que se necesita para bendecirte con felicidad. La experiencia de tu felicidad, contentamiento, satisfacción y paz siempre está dentro. Así que nunca tienes que entregar tu felicidad a las circunstancias externas. A ti te corresponde darte cuenta de que tu gloria, tu amor, tu paz están siempre presentes contigo y no asignarla a nadie ni a nada más, pase lo que pase.

Recuerda ser compasivo y misericordioso contigo mismo. Entonces, cuando te encuentres haciendo cosas que consideres tontas, estúpidas o idiotas, en lugar de tomar esa decisión, haz una interpretación positiva. Habla contigo mismo de una manera que demuestre internamente que tienes compasión por ti mismo. Siempre puedes decirte a ti mismo, “Oh, veo que todavía estoy aprendiendo aquí. Todavía hay algo en lo que estoy trabajando, como mi paciencia, mi voluntad de hacer algo una vez más y hacerlo más correctamente si puedo”. Entonces bendícete a ti mismo y a tu aprendizaje.

Conoce las Bendiciones de la Felicidad

Puedes conocer las bendiciones de la felicidad a través de tu confianza y fe en Dios. Confía en ti mismo en relación con Dios, que todo lo que sucede en tu vida y en toda la creación nunca es en contra de nadie. Ten en cuenta que Dios sostiene el bien, todo el tiempo, cada vez.

Cuando estamos conscientemente de acuerdo con ese conocimiento, tenemos confianza en Dios. Tenemos confianza en que lo que se está haciendo, lo que se ha hecho y lo que se hará, es bueno. No tiene sentido pelear con eso. No tiene sentido juzgarlo. No tiene sentido ser infeliz con lo que es. Cuando tenemos dudas o miedos o cuando nos juzgamos a nosotros mismos, siempre podemos soltarlo y elegir las bendiciones de la felicidad.

 

Hacia la Felicidad Interior, una Meditación Guiada:

Una de las formas en que practicamos el movimiento del sendero interno del alma y es la forma principal, es estar conscientes internamente. Así que tómate un momento para hacer una versión feliz de eso.

Encuentra una posición que te resulte más o menos relajante. Si te aferras a algo y no tienes que aferrarte a ello, déjalo. Ponte en una posición cómoda y tranquila.

Usando la imaginación creativa, considera que eres salvaje y libre y capaz, de un solo impulso, de saltar a la felicidad y verla al instante. Así que vete a ti mismo en un lugar feliz, un lugar hermoso.

Experimenta la risa, está bien. De hecho, puede ser una risa desenfrenada, como un arroyo balbuceante, o risitas suaves mientras te haces cosquillas por dentro con la alegría de tu alma.

Lo que sea que veas, de alguna manera contacta con cómo te sientes feliz. Tal vez te haga reír o sonreír. Tal vez te tranquilice.

Empiezas a notar cosas que te gustan, especialmente. A menudo, esto es simplemente darse cuenta de lo hermosa que es la naturaleza: los colores, las formas, cómo se mueven las cosas. Hay un movimiento que nos dice que este lugar está vivo, vibrante y armonioso. Hay muchos sonidos y todos los sonidos son bienvenidos y edificantes.

Tómate un tiempo para notar otras cosas que encuentres hermosas, edificantes y enriquecedoras. Tal vez te sumerges en agua que está deliciosamente refrescante. Tal vez sea una lluvia suave o un fresco manantial.

Tus células responden a lo que sientes. Tu vitalidad es muy aguda. Te sientes libre para moverte. Tal vez bailas. Tal vez corres. Tal vez te sientes quieto y disfrutes de la belleza del universo.

Tu respiración está llena de vida. Cobras vida con cada respiración. A medida que exhalas, es como si estuvieras respirando toda esta belleza y todo tu entorno.

Ahora haz un pequeño paseo de descubrimiento hasta un lugar en altura. No tiene que ser un gran viaje. Puede ser un simple movimiento hacia adelante, donde simplemente te encuentras en la cima de una colina o montaña. Es muy cómodo allí, así que encuentras un lugar para sentarte y respirar profundamente. Observa la Luz y cuán brillantes son los colores dondequiera que mires.

Ahora alguien se te acerca gentilmente. Tal vez reconozcas a esta persona como un amigo especial. Esta persona está completamente feliz, contenta y en paz. Están compartiendo esta feliz presencia contigo y viene trayendo regalos.

Esta persona te muestra gemas especiales o joyas que son azules brillantes, rojas, verdes, amarillas o de diferentes colores. Todas son muy hermosas. Todas estas gemas tienen una energía especial. Esta persona comparte estas joyas contigo. De alguna manera las tomas y ahora tú también las usas.

Hay una radiación con cada gema dondequiera que se coloque dentro de tu conciencia. Puede ser una experiencia en la que se colocan físicamente contigo en la cabeza, alrededor de la cabeza o en el cuerpo. Cuando se internaliza, se convierte en parte de tu energía. Te das cuenta de que estas gemas y joyas son para ti como una energía que es colocada en ti.

De lo que eres consciente es que cada joya lleva una luz y una cualidad que armoniza para ti, recordándote que fuiste creado de una manera muy perfecta, independientemente de cómo te hayas visto a ti mismo en cualquier momento de tu existencia. Estas gemas tienen una forma de ayudarte a darte cuenta de que todo ha contribuido a tu crecimiento para que te vuelvas fuerte, claro, sabio, saludable y feliz. Este proceso se convierte en una sintonización para ti, que es completamente absorbida y bienvenida.

Si hay algo que de alguna manera te ha causado inquietud, preocupación o duda, se te responde, para que entiendas y aprecies que eres bendecido. Tú estás dotado. Lo que ha sido colocado contigo, como tesoros, se ha sumado a tu bienestar y a tu conocimiento de que mientras caminas en este mundo, eres bendecido, atesorado y feliz.

Incluso cuando olvides, lo cual es parte de la condición humana, y olvides lo atesorado, hermoso y radiante que eres, recordarás tu felicidad y te abrirás. Verás que todo lo que te ha sido regalado todavía está presente, irradiándote y armonizándote, permitiendo que tu mente, tus emociones y toda la energía que está en tu cuerpo y conciencia se eleven y te des cuenta de tu verdadera naturaleza. Eres alegre y feliz.

Eres bendecido. Eres brillante, y eres hermoso. Eres coronado en la gloria que es Dios.

Baruch Bachan

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2014 Movimiento del Sendero Interno del Alma