Tienda
LANGUAGE

Nuevo Amanecer

John-Roger en Preguntas & Respuestas

P: ¿Podrías hablarnos un poco sobre cómo todos Somos Uno?

J-R: Espiritualmente, el mismo flujo de energía que pasa a través de ti, pasa a través de mí y a través de los demás, y todos estamos en la misma línea de vida. Esa es realmente una de las razones por las que Jesús dijo: «Cuando se lo has hecho a uno de estos, me lo has hecho a mí». Así que no lastimes a nadie, porque te vas a lastimar a ti mismo. Si vas a lastimar a otro, tienes que lastimarte a ti, para poder hacerlo.

P: ¿Cuál es la diferencia entre terquedad y voluntad?

J-R: La terquedad es una reacción automática. Voluntad es una elección. Sin embargo, la terquedad generalmente sigue adelante con la elección como una reacción automática. Mucho después de que haya dejado de elegir, es posible que continúe con la elección, porque no ha recibido una nueva dirección de tu parte. La terquedad usada de la manera correcta se convierte en determinación. En lugar de reprimirse, extiende la mano y tira. La determinación es de esperanza, de juventud, de vida, de vitalidad. Conocerlos y ponerlos en tu actitud comienza a cambiar el flujo de energía.

P: He tenido experiencias que yo llamaría la convergencia del Espíritu. ¿Cómo traigo más que un recuerdo fugaz a este nivel?

J-R: Practica. Practica las cosas que convergen con el Espíritu. Puede ser mientras haces ejercicios espirituales, puede suceder al hacer una actividad sencilla de la vida o puede ocurrir al bajar la acera. Algunas de ellas podrían considerarse convergencias negativas, pero pueden sacudirte, soltar cosas y traer una nueva conciencia para ti.

Trae conscientemente tu espíritu en convergencia con el Espíritu al mismo tiempo. Traer el Espíritu contigo desde lo más alto es el cumplimiento de ello. Práctica. No conozco otra forma que la de practicar.

Llevar un diario es una herramienta muy eficaz para unir las experiencias internas del Espíritu a través de la memoria a este nivel. Mantén un diario junto a tu cama y anota tus sueños por la mañana; Mantén un diario o una libreta de papel contigo durante el día para anotar tus conocimientos. Al hacer esto, tu conciencia obtiene el mensaje que te interesa recordar y comienza a traerte más y más información. La práctica puede brindarte la experiencia que buscas.

P: Tengo muchas metas que quiero alcanzar. Quiero despertarme y descubrir que todo lo que visualicé ha sucedido, todo está hecho. En cambio, lo que tengo es impaciencia.

J-R: Lo ves, lo quieres y no te has tomado el tiempo de traerlo en una forma en la que puedas tenerlo. El resultado de eso es la impaciencia, es una actitud de “Lo quiero ahora mismo”, porque lo veo y lo siento. No funciona de esa manera en este nivel. Si lo quieres en este nivel, también debes hacer el trabajo necesario para darle forma. Inventar la bombilla fue un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de transpiración. Hazte la pregunta: «¿Vale la pena, para mí, manifestarlo en este nivel?» Si es así, haz lo que sea necesario para traerlo del Espíritu al nivel físico. Si no vale la pena, déjalo ir.

P: A veces, cuando estoy en medio de una situación dolorosa, tengo la sensación de que esta es una buena lección para mí que necesitaré en el futuro. ¿Cómo puedo beneficiarme de una experiencia cuando me siento tan mal?

J-R: Cuando te sientes mal, la clave allí es reconocer que hay una lección valiosa, porque entonces puedes redirigir la energía. Reconoce lo que está sucediendo. Si tienes dolor de cabeza, díselo a las personas que te rodean. Di que no vas a ser una buena compañía por un tiempo, que estás trabajando para salir del dolor y que en unos segundos el dolor de cabeza puede desaparecer y comenzarás a reír y a divertirte. Acepta las cosas que están sucediendo, porque son realmente perfectas.

P: Te he oído decir que Dios nos medita. ¿Puedes darme un ejemplo?

J-R: Es como si tu alma te tuviera y te estuviera llevando a donde quería que fueras. Tal vez te lleve por la calle correcta, a la esquina correcta, a la puerta correcta y a la persona adecuada para que suceda lo correcto. Otra forma de decirlo podría ser, el amor te llevó a donde quería ir, y luego lo seguiste. En el camino a Dios, toda la basura es solo fertilizante para tu uso, como potencial de crecimiento.

Pero cuando no estás en camino a Dios, entonces la basura apesta y está sucia. Cuando te das cuenta de que este es solo otro paso por recorrer, entonces miras para ver qué puedes planificar a lo largo del camino. Pero nunca te detienes. Sacrificas todo, no cortándolo, sino mirando adelante hacia lo siguiente.

P: ¿Cómo abro mis ojos espirituales?

J-R: No hay una explicación de cómo; es cuestión de hacerlo. Si te digo que respires, no dices que no sabes cómo hacerlo, simplemente lo haces. Abrir tus ojos espirituales es así, es ese nivel de experiencia. Lo haces al hacerlo. A veces dudarás de lo que ves y luego pensarás que es solo tu imaginación. Pero la pregunta es, ¿por qué inventaste eso en lugar de otra cosa? No importa. Sigue adelante.

P: ¿Podrías hablarnos un poco sobre cómo todos somos uno? ¿Y crear con Dios como nuestro socio?

J-R:Todos tenemos la misma sangre, la misma línea de vida espiritualmente. Tú has mantenido la tuya en una forma y yo he mantenido la mía en otra forma. Pero todos hemos estado respirando el mismo aire. Espiritualmente, el mismo flujo de energía que pasa a través de ti, pasa a través de mí y a través de los demás, y todos estamos en la misma línea de vida. Esa es realmente una de las razones por las que Jesús dijo: «Cuando se lo has hecho a uno de estos, me lo has hecho a mí». Así que no lastimes a nadie, porque te vas a lastimar a ti mismo. Si vas a lastimar a otro, tienes que lastimarte a ti, para poder hacerlo.

P: Me encanta crear con Dios como mi socio y siento que podría hacer un cambio en esta área. ¿Hay algo que puedas decir sobre esto?

J-R: Cuando estás tratando con Dios, todas las cosas son posibles, — posibilidad total. Cuando se trata del poder negativo, se trata de probabilidades. Si vas a posibilidades estrictas, estás en el marco de referencia de que tú eres todas las cosas. Por lo tanto, no tiene que ir a ninguna parte y simplemente produces el efecto, que es todo lo que Dios está haciendo con nosotros. Simplemente somos el efecto de Dios.

P: ¿Cómo saber si estoy balanceando karma o si estoy en una situación kármica?

J-R: La intención detrás de la acción es extremadamente importante y ese será el factor decisivo kármicamente. Recuerda que karma es otra forma de decir acciones pasadas. Entonces, balancear el karma significa equilibrar acciones pasadas. Puede parecer que te están sucediendo cosas, pero en el panorama general, esas son acciones que se originaron en ti y que se te regresan a ti, para que las completes.

El karma es muy voluble. Es difícil decir cómo se pagará, pero se pagará para tu mayor ventaja. Cualquiera que sea el mayor despertar y aprendizaje para ti, esa será la forma en que se pagará.

Hay un dicho que dice: «La ignorancia es una bendición». No lo sabes y lo sobrepasas. Atravesamos la mayoría de las cosas sin saber cuál es el karma o por qué es. Simplemente sabemos que es, porque no podemos salir de él. Sabrás que has terminado con él, cuando se haya ido.

P: Te escuché hablar de «crímenes espirituales» y creo que lo he estado haciendo a través de la negación. ¿Cómo puedo superarlo?

J-R: Es un proceso de perdón. ¿Crees que el Dios que conocemos no es lo suficientemente grande como para manejar tu crimen espiritual?

P: Bueno, no; quiero decir—Él es grande.

J-R: Eso es correcto. Él es grande. Todo lo que tienes que hacer, es decir: «Dios, me perdono por haberte negado».

Y él dice: “Bien. Te perdoné todo el tiempo de todos modos. No tomé tu juicio en serio. Tú te perdonas por tomártelo en serio. ¡Vamos a reírnos! »

«Realmente» no existe un crimen espiritual, espiritualmente. No realmente,solo metafóricamente. Lo que haces con él en tu imaginación y con tu ego es con lo que tienes que lidiar. Tu imaginación está restringida a lo que puedes producir. Tu ego está restringido por lo que puedes hacer. Entonces te perdonas por tus limitaciones. Y ríete, diviértete y sigue adelante con tu vida.

P: A menudo, cuando me perdono, no siento que realmente haya funcionado. ¿Estoy haciendo algo mal?

J-R: Apelas al perdón y dices: «Dios perdóname». Cuando dices: «Pero no sentí nada», te estás perdiendo, donde se lleva a cabo el perdón. No tiene lugar en tus emociones ni en tu mente. Eres perdonado en tu Espíritu, donde acarreas los juicios. Si estás en contacto con tu Espíritu, lo sentirás rápidamente y sabrás que el perdón tuvo lugar.

P: He estado tratando de aclarar mi intención en la vida, y parece que no puedo hacerlo. ¿Puedes explicar qué es la intención y qué debo hacer para aclarar la mía?

J-R: No puedes aclarar tu intención porque Dios ES intención y Él ya lo tiene claro; eso ya es de Dios. Pero puedes aclararte con respecto a Dios. Les diré qué es eso: Dios ama a toda Su creación. De Dios provienen todas las cosas. No se perderá ni un alma. ¡Guau!

P: Nos das tanta información, tantas claves, y empiezo a darme cuenta de que nadie va a hacer cosas por mí, que necesito hacerlas por mí mismo. Sin embargo, a veces necesito ayuda. ¿Cómo pido ayuda y permito ayuda, sin embargo hago las cosas yo mismo?

J-R: Eres el guardián de tus propias llaves, y es muy importante saberlo. El Viajero te indica las cosas que tienes que manejar, y luego es tu elección si las haces o no. Si no haces lo que te corresponde, el Viajero dice: «Devuelve tus llaves, no te sirven. Dáselas a otra persona y no te agobies con ellas «. Algunas de estas llaves son muy grandes e importantes, si no las usas, pueden abrumarte interiormente.

Una de estas claves es amarte a ti mismo. Amarte a ti mismo no es un sentimiento. Es un compromiso de hacer las cosas que son correctas y necesarias para ti, sin importar la opinión de los demás. En el último análisis, además de Dios, tú eres quien sabe lo que es mejor para ti.

Cuando sientas que no puede manejar algo por tu cuenta, pide ayuda. Nadie dijo que tienes que hacer todo por ti mismo; estamos entrando en una época en que el trabajo en equipo es cada vez más importante. Te cuidas a ti mismo para que puedas ayudar a cuidar a otros, para que puedas participar en tu vida con quienes te rodean.

Recuerda que Dios es tu socio. Todo lo que tienes que hacer es preguntar y luego estar dispuesto a escuchar y cooperar con las respuestas, las que pueden llegar a ti de muchas maneras. El hombre que se detiene para ayudarte a reparar tu llanta pinchada es la respuesta a tu oración de ayuda. El cheque en el correo de una deuda olvidada, o la oferta de un proyecto especial con una buena paga, es la respuesta a tu oración por más dinero. Dios habita en cada uno de nosotros y obra a través de todos nosotros cuando estamos dispuestos.

Cuando permaneces presente, en el momento, cuidando de lo que se te presente, lo mejor que puedas, manteniendo tu corazón abierto y pidiendo la ayuda y bendición de Dios en todo lo que haces o dices, entonces, estás en un buen territorio.

P: ¿Podrías hablarnos un poco sobre cómo encontrar a Dios?

J-R: Encuentra la esencia de Dios en ti. Viaja por la esencia de Dios en ti. Viaja por la esencia de regreso a la forma con la que te puedas relacionar y di: «Ese es el Ser Divino». Y mírate a ti mismo como Dios. Date cuenta de que siempre fuiste Dios aquí al mismo tiempo. ¡Esa es la broma!

Toda esta Divina comedia es que esto es solo Dios hablando con Dios. Nos hablamos unos a otros, como si no supiéramos algo, o como si uno supiera más que el otro. Dios sabe lo mismo en todos nosotros; Es posible que Él no lo esté expresando de la misma manera. Y eso está bien, porque de lo contrario se volvería increíblemente aburrido aquí.

Si tienes la suerte de experimentar la presencia de lo Divino, eres, de hecho, muy, muy afortunado. Hay miles de millones de personas que no lo experimentan mientras viven aquí en esta tierra. Y es aquí donde está la clave: —este es el trampolín. Por eso las almas quieren encarnar aquí, en un cuerpo, —para tener la plenitud de la experiencia de lo Divino. Sin embargo, cuando llegas aquí, es muy fácil engancharte con la sensación de la carne. Si lo haces, sigues encarnando de nuevo.

Las sensaciones carnales no existen en el mundo espiritual; hay una sensación diferente allí. Y se vuelve aburrido allí, hasta que llegas lo suficientemente alto. Entonces la carne deja de tirar de ti y ya no sabes que hay una tierra. Ya has atravesado los niveles inferiores de la existencia, así que simplemente regresas al reino del Alma y resides en el Ser del Espíritu.

Hago que suene más fácil de lo que es. Es realmente simple, pero no necesariamente fácil. Es un proceso de hacer. Cuando estás cansado, no puedes parar, simplemente sigues haciéndolo. Yo uso la frase, etcétera. Solo sigue adelante. Ganas cuando aguantas hasta el final.

P:  Recientemente tuve que poner a dormir a mis dos perros, ambos estaban muy viejos y enfermos y me surgieron preguntas acerca de qué era lo correcto de hacer. ¿El  poner a dormir a un animal para evitar que sufra, interfiere con su camino espiritual? Les envié a menudo la Luz a mis perros, los mantuve en la lista de oración, los amé y los toqué mucho mientras estaban enfermos, los sostuve en el camino al veterinario y canté el HU para mi segundo perro, que murió tres semanas después de su compañera. Para el futuro, ¿hay algo más que hacer para ayudar a una mascota en su transición?

J-R: Los animales están en un tipo de progresión diferente al de las personas. Cuando dejan este nivel, EN MAYOR PARTE, regresan a lo que yo llamo un «alma grupal». Llevan consigo un tipo de aprendizaje, y elevan y progresan en su vibración. Una de las experiencias que los eleva mucho es la experiencia de ser amados y de estar cerca de una persona o familia de Luz. Los animales a veces vienen específicamente para estar alrededor de esta energía. El sufrimiento no es algo que un animal necesite necesariamente, ya que EN GENERAL, no tienen el tipo de conciencia para trabajar con ello y aprender de eso. Puedes notar que cuando un animal está listo para morir, irá a algún lugar solo, se acostará, dejará de comer y beber, y parecerá estar esperando morir. Tienen inteligencia y saben cuándo es su momento de irse. Es muy difícil decidir por ti mismo que una vida ha llegado a su fin y ayudar a eso. Lo mejor que puedes hacer es orar, pedirle al Señor guía y ayuda, y luego comenzar a inclinarse en una dirección y ver si todo se alinea con ella. Sea lo que sea que decidas hacer, se amable contigo mismo y se cariñoso con tu mascota. Ese amor es un gran regalo para darles mientras hacen su transición. Todas las cosas que mencionaste anteriormente pueden ayudarlos. Si haces algo que ellos no quieren que se haga, te lo harán saber.

Este artículo fue publicado en septiembre | Edición de octubre de 2015 New Day Herald. (NDH Online)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2014 Movimiento del Sendero Interno del Alma