Tienda
Menú
LANGUAGE

Nuevo Amanecer

Sembrando Semillas de Luz: ¿Cuál es nuestro Rol?

“Estas maravillosas intuiciones parecen ser cada vez más relevantes en la actualidad. Con toda la aparente consternación, división y lucha en el mundo de hoy; Nosotros, como Ministros e Iniciados, estamos llamados a seguir plantando estas semillas de Luz y amor.”

El primer SEMINARIO INSIGHT se ofreció como un evento para recaudar fondos para el MSIA en Enero de 1978. J-R fue uno de los 150 participantes (¡sí, fue un participante!).

Me llamó unos días después de que terminó para decirme que 123 de esos primeros 150 se habían inscrito en un curso avanzado (que no teníamos) y que otros 126 ministros e iniciados se habían inscrito para otro Insight (que también no teníamos). En una típica frase subestimada de J-R, me dijo: “Parece que habrá mucha más gente que querrá participar”.

Unos días después, cuando regresé a Santa Mónica para la noche de seguimiento, comenzamos a hablar sobre la posibilidad de crear Insight como una organización y ofrecer programas de manera regular. Mientras analizábamos esta posibilidad, J-R agregó que no necesitaríamos hacer otro curso, porque ese primer Insight ya había servido para entrenar a los ministros e iniciados que necesitaría para hacer su trabajo. Por mi lado, era una elección libre básicamente. ¡Eso fue bastante impresionante por sí solo!

Obviamente, acordamos continuar, y me mudé a Santa Mónica desde el Área de la Bahía para poner las cosas en marcha. Durante los siguientes meses, pasé casi todos los días con J-R en Mandeville, repasando todos los aspectos del seminario. Él quería saber por qué hicimos este ejercicio, o por qué usamos esas palabras en la redacción, o por qué se llevó a cabo este ejercicio en este día, o, o, o. Como puedes imaginar, J-R fue un maestro en hacer preguntas para obtener conocimientos y comprensión más profundos.

Después de varias de estas sesiones, me dijo que estaba mirando más profundamente las intenciones y estructuras de cada ejercicio y de cómo eran capaces de sostener las energías espirituales que ya estaban presentes y cómo podrían sostener las frecuencias que vendrían más adelante.

Trabajamos durante meses, haciendo pequeños pero significativos ajustes a los procesos, redacción y sincronización de los ejercicios hasta que estuvo satisfecho de que teníamos suficiente alineación para sostener esas frecuencias más altas. A finales de 1978, prácticamente habíamos realizado los ajustes necesarios.

O eso pensé.

En retrospectiva, me quedó claro que mientras él estaba trabajando conmigo en el seminario en sí mismo, también estaba trabajando conmigo, dentro de mí, para que yo pudiera sostener esas frecuencias más altas también. Siempre el Maestro, J-R nunca me dijo tanto, simplemente trabajó conmigo en tiempo real, a menudo justo en medio de un proceso o en un descanso. Nunca me dijo que estaba trabajando conmigo para elevar mi capacidad, nunca me dijo qué hacer, y mucho menos cómo hacerlo.

De vez en cuando, yo podía ponerme bastante impaciente con los participantes. J-R me permitió ver esta impaciencia de varias maneras, así también como oportunidades para ser más paciente, tolerante, compasivo y comprensivo.

Teniendo en consideración que, aunque lo llamábamos INSIGHT “EL DESPERTAR DEL CORAZÓN”, yo todavía tenía mucho que aprender sobre el proceso del despertar. En aquel entonces, y todavía hoy, la gente solía usar el término “despertar”, a veces como un suave estímulo y más frecuentemente como un término peyorativo: ¡DESPIERTA! – como si hubiera algo malo en la persona que está “dormida”.

Durante un seminario que estaba co-facilitando con John-Roger, me estaba volviendo cada vez más impaciente con alguien a quien juzgaba por tardar en despertar. John-Roger llamó mi atención al recordarme que el sueño es parte del proceso natural de crecimiento y conciencia. Su ejemplo, en forma de pregunta para mí fue: “¿Despertarías al bebé que duerme para que pueda crecer y aprender más rápido?”

Más tarde me recordaría la necesidad de dormir todavía presente con otra simple pregunta: “¿Alguna vez te has dormido en un estado de confusión o consternación solo para despertar por la mañana con una claridad recién descubierta? Si es así, ¿de dónde vino eso? Evidentemente, el Alma recibe instrucción y claridad en el estado de sueño.

Otro ejemplo; tuvo lugar durante un Seminario que estábamos facilitando conjuntamente a principios de 1979. Yo estaba frustrado con el grupo porque estaban estancados. O al menos juzgué que el grupo estaba atascado, moviéndose mucho más lento de lo que pensé que “deberían”.

En un descanso, J-R me preguntó qué estaba pasando dentro de mí. Le dije que pensaba que para entonces podrían estar mucho más avanzados, que veía tanto más potencial y que realmente quería que se elevaran aún más. Y más rápido. Como ahora.

J-R me tocó la mano, me miró a los ojos y dijo muy suavemente: “Russell, creo que has entendido mal tu papel aquí. Crees que estás aquí para la cosecha, cuando en realidad estás aquí para plantar semillas. Estas semillas darán frutos en su propio tiempo “.

Estas maravillosas intuiciones parecen ser cada vez más relevantes en la actualidad. Con toda la aparente consternación, división y lucha en el mundo de hoy; Nosotros, como Ministros e Iniciados, estamos llamados a seguir plantando estas semillas de Luz y amor.

Gracias J-R.

Gracias John Morton.

Gracias Viajeros en todas partes. A todos y a cada uno de Uds.

Russel Bishop

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014 Movimiento del Sendero Interno del Alma