Estoy Aquí Contigo

By: John-Roger, DCE

September 20th, 2018

Estoy Aquí Contigo

 

Nota de Deborah Martínez, Editor Online de NDH:
“Para celebrar el cumpleaños de John-Roger el 24 de septiembre, a continuación encontrarán un artículo de J-R de 1981. Aunque algunas cosas hayan cambiado, como pasar de cintas a medios digitales, y que el cuerpo físico de J-R ya no esté aquí para recibir cartas, el mensaje de J-R sigue siendo el mismo, y es un mensaje para celebrar. ¡Feliz cumpleaños, J-R! ¡Que lo disfruten!”.


Este artículo de John-Roger fue publicado con anterioridad en el Periódico del Movimiento, en mayo de 1981

“Mis enseñanzas, las que he compartido con ustedes desde 1968 y con algunos de ustedes incluso antes de eso, son que el Viajero Místico está dentro de ti, siempre contigo, enteramente presente todo el tiempo. ¿Cómo puede ser que no me ‘veas’, si eso es así? La única manera de no verme es no mirar”.
– John-Roger

En caso de que no lo hayas notado, el MSIA es mucho más grande de lo que solía ser. Y de alguna manera, esas son buenas y malas noticias.

La buena noticia es que está llegando a muchas más personas en este mundo, desde África hasta Australia, a América, tanto del norte como del sur, otorgándoles a tantas personas más la oportunidad de conectarse con la Conciencia de Viajero Místico y emprender su viaje hacia la total libertad en su conciencia del Alma. Otra buena noticia es que contamos con más gente con mayor energía, con más amor y más alegría. Y todos podemos disfrutar de esa abundancia mayor que se crea.

Ahora, la “mala noticia” podría ser que los participantes no me lleguen a ver tanto a mí (físicamente) como acostumbraban y lo sientan como una “carencia”. He recibido ciertos comentarios de que algunas personas, y parece que son particularmente aquellos que han sido parte del MSIA por muchos años, tienen la opinión de que yo ya no estoy “disponible” para ellos, de que estoy muy ocupado como para darles atención o para demostrarles que me importan de una manera personal, como solía hacerlo. No es así, mis amigos, definitivamente no.

Es cierto que ya no pueden verme físicamente tan a menudo. Mis enseñanzas, las que he compartido con ustedes desde 1968 y con algunos de ustedes incluso antes de eso, son que el Viajero Místico está dentro de ti, siempre contigo, enteramente presente todo el tiempo. ¿Cómo puede ser que no me ‘veas’, si eso es así? La única manera de no verme es no mirar. Y si “miras” o no, depende de ti y siempre ha sido así.

Si confundes el cuerpo físico con la conciencia espiritual del Viajero, te preparas para una gran cantidad de decepción. Eso siempre ha sido así, tanto en 1968 como ahora. El apoyo y el amor con el que te relacionas son de la Conciencia del Viajero. Cuando no te sintonizas con el Viajero dentro, cuando me ves físicamente experimentas un reflejo de eso con mucha fuerza… y, en consecuencia, te relacionas con eso como si fuera la fuente de tu experiencia. No lo es. La fuente es el Viajero, que está disponible para ti en todo momento.

A menudo le he dicho a la gente que las personas del MSIA que viven lejos de mí y rara vez me ven físicamente tienen, de alguna manera, una ventaja sobre aquellos que están más cerca de mí físicamente y tienen más oportunidades de contacto. Las personas que viven cerca de mí se vuelven perezosas: no se tomarán el tiempo ni harán el esfuerzo de establecer la conexión interna. Es más fácil levantar el teléfono o hablar conmigo en el próximo seminario, o lo que sea. Y eso está bien, pero si ese es tu único método para contactar al Viajero, el día en que no puedes contactarme por teléfono o en que no haya seminarios por algunos meses, serán días tristes para ti.

Se inteligente. Construye de una manera sólida tu relación interna con el Viajero para que sepas establecer la comunicación inmediatamente cada vez que lo necesites y compruebes la realidad de la conexión. Así, existiremos en unidad y no podrá haber separación alguna ni sensación de “carencia”, no podrá haber quejas de que “J-R no está disponible”.

Y en un sentido físico, a veces el contacto y la comunicación son importantes también. Para esas veces, siempre puedes enviar un mensaje a mi oficina. La gente allí demuestra un nivel muy alto de responsabilidad hacia mí y hacia todos ustedes con quienes trabajo. No serán negados. Y, a menudo, la mejor manera de ponerse en contacto conmigo es escribirme. La comunicación escrita es una gran herramienta. Te ayudará a centrarte y a definir lo que es verdadero para ti y lo que realmente quieres comunicar. Me llegan cientos de cartas a la semana. Todas se procesan. Cada una que necesite respuesta, la recibirá. Es quizás la mejor manera de comunicarse conmigo en este nivel físico, porque puedes estar seguro de que recibiré tu mensaje directamente de ti con lo que quieras enfatizar, y no a través de la interpretación de alguien más.

Aprovecha los beneficios de la escritura si necesitas comunicarte físicamente. A veces escucho a través de una tercera persona que alguien siente que ya no estoy disponible para él o ella, y sé que esa persona no se ha tomado el tiempo de sentarse y escribirme una nota. Si se hubieran tomado el tiempo que pasaron quejándose sobre eso para establecer el contacto a través de la comunicación escrita, podrían haber recibido respuesta a sus preguntas.

Así que si descubres que te estás quejando, revisa lo que estás haciendo tú para comunicarte conmigo. ¿Te estás tomando el tiempo para aclarar la situación en la que te encuentras y anotando los puntos principales? ¿Estás aclarando tus preguntas? ¿Estás haciendo tus ejercicios espirituales y poniendo tu situación en la Luz para el bien mayor? (La mayoría de las veces, las respuestas a tus preguntas provendrán del Viajero dentro).

¿Asistes regularmente a seminarios? Hay seminarios grabados por todo el país, en todo el mundo. He escuchado numerosos relatos a lo largo de los años de gente que encuentra la respuesta que necesitan cuando asisten a su seminario local y oyen una cinta de J-R. Es algo muy extraño que la cinta en particular que se pasa en el seminario sea la “perfecta”. Todos sabemos cómo funciona eso, ¿verdad?

¿Estás leyendo tus Disertaciones con regularidad? ¿Escuchas tu cinta mensual? Cuando yo doy un seminario personalmente en tu área, ¿vienes? Si hay una graduación de un seminario Insight, donde estoy hablando ahora, ¿vienes? Repito, a veces escucho de la gente que me he vuelto muy distante, pero sé que no viajarán media hora para participar en un seminario. Entonces, ¿quién es el que no está disponible? ¿Quién está distante?

Es cierto que algunos de los “mecanismos” han cambiado. No hay manera de evitar eso, y tampoco yo lo haría aunque pudiera. El cambio es una señal saludable de crecimiento y progreso. Dejas de cambiar y mueres. Así que animo al cambio y animo al crecimiento. Y te animo a que participes por tu propia elevación. Pasa más allá de tus reparos.

Si no te gusta estar sentado en un salón con trescientas personas más para escucharme hablar, no tienes que venir. Pero puede que quieras considerar la posibilidad de pasar más allá de esos reparos y limitaciones y participar con esas trescientas otras personas, que son solo reflejos diferentes de ti mismo, todas alegres y amorosas en su toma de conciencia de la Conciencia del Viajero adentro y afuera. Mi experiencia ha sido que solo te sientes incómodo en las multitudes si de alguna manera te percibes a ti mismo como separado o diferente de todas esas otras personas. Si sientes la unidad, puede ser una alegría tremenda y muy divertido descubrir que hay tantos de ustedes juntos. El “ascenso” puede ser fabuloso.

Cuando te separas y te alejas, puede ser más difícil mantener un enfoque positivo. Tu mente y tus emociones pueden empezar a jugar extraños juegos en tu contra, y tal vez te encuentres expresando un punto de vista más negativo. Cuando eso comience a suceder (y verás los signos cuando empieces a quejarte, chismear, calumniar, etc.), es hora de hacer algo para cambiarlo. El karma del mundo está a tu alrededor todo el tiempo. En tanto vivas en este planeta físico, en este mundo negativo, tendrás que lidiar con eso. Es un hecho objetivo de esta vida.

Participar activamente en el Espíritu disipará esa negatividad. La hará retroceder. Me has escuchado decir durante años que cuando vienes a un seminario, te levanto el karma. Lo mismo sucede cuando asistes a un seminario grabado. La Conciencia del Viajero está tan presente en los seminarios grabados como en los que yo conduzco personalmente.

El Viajero se llevará tu karma. Cuando lees una Disertación, el Viajero trabaja de manera directa contigo, lo que levanta y libera patrones kármicos. Lo mismo sucede cuando escuchas tus cintas mensuales. Estas son todas “avenidas” y “herramientas” con las cuales puedes trabajar, que te ayudarán a despejar, liberar y equilibrar tu karma. Cuando dejas de hacer esas cosas, puede que yo no tenga una “avenida” o canal a través del cual me conecte a ti y te asista. Me habrás bloqueado. Te cierras por tu no participación.

Mi conciencia no violará otra conciencia de ninguna manera. Si no te abres al Viajero, si no pides, no puedo hacer nada. Pides haciéndote disponible: leyendo tus Disertaciones, escuchando tus cintas, haciendo tus ejercicios espirituales (probablemente esa sea la #1), asistiendo a seminarios, etc. Todos son importantes. Te puedo entregar el mensaje de muchas maneras, pero no puedo hacerlo si no estás escuchando. A veces tus quejas obstruyen los canales. Te quejas tan fuerte que no oyes la solución. Tómate el tiempo para escuchar. La respuesta surgirá allí mismo.

Escribirme es una manera específica de pedir ayuda. Y muchas veces, si no estás recibiendo las respuestas internamente, escribir será una manera de pasar a través de ese bloqueo y obtener una respuesta específica por escrito, que no se puede malinterpretar ni dudar. Por lo general, si te sintonizas regularmente en ejercicios espirituales, cintas, Disertaciones, etc., tus respuestas simplemente fluyen y te llegan de forma natural y no te encuentras atrapado en “dilemas” que no puedes resolver. Cuando participas con regularidad, el karma del día a día queda atrás y eres capaz de vivir tu vida con un enfoque claro, creciendo y progresando de acuerdo al programa. Todos ustedes tienen la posibilidad de vivir sus vidas de esa manera. Me da mucha alegría cuando mis estudiantes aprovechan las herramientas que he entregado y optan por utilizar sus recursos y tener una vida dichosa. Me hace feliz.

Recuerda que yo como Conciencia del Viajero, estoy siempre contigo. Me gusta ser feliz. Me gusta estar alegre. Así que podrías hacernos un favor a ambos y vivir tu vida de una manera que nos traiga alegría a ambos.

Estoy aquí. Estoy aquí para compartir tu alegría cuando estés experimentando eso. Y estoy aquí para compartir tu tristeza y dolor cuando estés experimentando eso también. Estoy aquí para darte las claves de cómo dejar ir el dolor. Estoy aquí para ayudarte cuando te hayas caído. Estoy aquí para estar contigo.

Y sobre todo, estoy aquí para amarte. Baruch Bashan.

Añade tu voz

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.